Los embalses almacenan ya más agua que nunca

Los embalses del Duero están al 90% de su capacidad.

En España se construyen 25 embalses, 13 de ellos en la demarcación del Ebro.

Los embalses españoles albergan "más agua de lo que ha habido nunca antes" ya que almacenan 47.505 hectómetros cúbicos de agua, es decir el 85,9 por ciento de su capacidad total de 55.326 hectómetros cúbicos, lo que representa un 20 por ciento más de la media de los últimos diez años.

 

Según ha explicado a Europa Press el adjunto a la Dirección General del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Daniel Sanz, este es un "buen momento" para España en materia de agua. Concretamente, ha dicho que aunque la reserva hidráulica llegó en abril de 1979 al 88 por ciento, entonces la capacidad era "bastante menor que la actual".

 

Así, ha señalado que, hablando de cifras globales, la subida este año es "generalizada" en todas las cuencas y que en 2013 hay menos agua donde más suele haber; es decir que en el Cantábrico y en Miño-Sil, la reserva ha aumentado pero menos, proporcionalmente, que en otras. De este modo, ha añadido que "lo normal es que haya mucha más diferencia entre las cuencas del norte y las del sur".

 

Concretamente, se ha referido A que en la cuenca del Júcar, la media de los últimos 10 años era de 1.300 hectómetros cúbicos y que ahora alcanza los 2.000 hectómetros cúbicos, es decir que, siendo una de las cuencas que menos agua tiene, está un 70 por ciento por encima de la media. "Estamos viviendo una muy buena situación desde el punto de vista hidrológico", ha subrayado.

 

Sanz ha indicado que, precisamente por los buenos datos, esta es una época apropiada para acometer la planificación hidrológica que, de hecho se está ultimando. De este modo, ha indicado que, en la actualidad, en España hay 25 embalses de distinto tamaño en construcción, 13 de ellos en la demarcación del Ebro.

 

En este sentido, ha destacado que los embalses no solo se hacen para almacenar agua, sino que, "como se ha visto en este invierno" sirven para prevenir y regular las inundaciones y ha defendido que hay lugares en que se necesitan nuevas obras hidráulicas para una mejor defensa contra estas.

 

Además, ha advertido de que como consecuencia de los efectos del cambio climático que se prevén en un horizonte cercano se agudizarán los periodos de sequía y de concentración de lluvias, lo que obligará a una "mejor gestión del recurso, no solo con más embalses, pero también con embalses". A su juicio, no es necesario regular todos los ríos, pero sí en aquellos en los que "sistemáticamente" se producen inundaciones.

 

De este modo, ha repasado los episodios de grandes lluvias de este invierno y primavera que han producido daños en toda la geografía. A este respecto, ha subrayado que los efectos se han localizado en los ríos que no estaban regulados porque, a lo largo del tiempo van perdiendo su capacidad de desagüe.

 

AGUA PARA DOS AÑOS

 

En cuanto a la situación hídrica desde el punto de vista de cantidad del recurso, Sanz ha afirmado que es "excepcionalmente buena" y espera que España tenga agua garantizada para los próximos dos años. De este modo, ha asegurado que la campaña de riego que apenas está comenzando se desarrollará "con total normalidad" y que podrá atender a "todas las necesidades".

 

Asimismo, estima que "no es previsible" que haya recortes en los años futuros y ha comentado que nunca debería haber restricciones para el consumo humano. Por ejemplo, ha indicado que ha diferencias entre las distintas cuencas y ha manifestado que en el Duero, donde lo normal es que llueva más que en Levante" los embalses son hiperanuales y, al final del verano están "muy bajos" por la campaña de riego. En todo caso, ha precisado que mientras que los niveles actuales de la cuenca del Duero garantizan un año de riego y consumo, en el Guadalquivir, con la reserva actual habrá agua para dos o tres años.

 

En términos globales, ha dicho que España tiene agua para dos años, salvo en el Júcar y Segura, lo que, en su opinión, "tener garantizado todo un año sin ningún tipo de restricciones es un gran dato".

 

Respecto a la planificación hidrológica de las cuencas, Sanz ha insistido en que ésta "tiene que valer para muchos años" y ha reconocido que "cuesta más esfuerzo" cuando hay sequía, porque a todos los niveles se ejerce más presión. Por ello, considera que este es, precisamente, un buen momento para poder redactar y acabar con "tranquilidad" los planes hidrológicos y, a continuación, realizar un buen Plan hidrológico Nacional.

 

A su juicio, ese Plan que debe resolver "todos los problemas" de recursos, de asignación de los mismos, de equilibrio entre cuencas, de coordinación de normativas de todos los planes y establecer todas las actuaciones necesarias para cumplir las directivas comunitarias de Calidad de las Aguas y la Directiva Marco de Agua "de forma cómoda y racional".

 

LENTO PERO SEGURO

 

El adjunto a la Dirección General del Agua ha dicho que España está tratando no solo que no la multen por los retrasos e incumplimientos sino también que se pueda lograr un buen plan hidrológico nacional, así como "aumentar la credibilidad de país en la UE".

 

 

De este modo, confía en que se van a poder terminar los planes que debían haber estado listos en 2009 ya que este mismo viernes ha comenzado el proceso de revisión de los mismos, que deberá concluir en 2015.  

 

El proceso ha comenzado este viernes con la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la apertura del periodo de consulta pública, por seis meses, de los documentos iniciales de las demarcaciones hidrográficas de Cantábrico occidental, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura, Júcar y la parte española de las demarcaciones hidrográficas de Cantábrico oriental, Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana y Ebro.

 

En todo caso, y a pesar de estos cuatro años de retraso, el adjunto a la dirección ha defendido que los planes españoles ya tienen incluidas obligaciones que a los demás países se les están comenzando a imponer ahora, por lo que, el resultado es que "los planes hidrológicos de cuenca de España son mejores que los de otros países".

 

Finalmente, respecto al proceso "acelerado" de elaboración de planes, ha subrayado que se ha revitalizado en 2012 y que aspira a estar concluido a finales de este año, aunque ha asegurado que el hecho de ir a prisa, no significa menor calidad.