Los efectos del calentamiento global en Europa serán más lentos que en el resto del mundo

Corriente del Golfo (Foto: Europa Press)

Europa se salvará de los peores impactos económicos del cambio climático gracias a una ralentización prevista de la corriente del Golfo, según predice una nueva investigación. 

Los científicos han sugerido hace mucho tiempo que el calentamiento global podría ralentizar, e incluso detener el vasto sistema de corrientes océanicas, incluyendo la Corriente del Golfo, que mantiene cálida a Europa. 

 

Conocido como la Circulación Termohalina, este sistema funciona como una cinta transportadora, llevando agua caliente desde los trópicos a Europa, donde la evaporación disminuye la salinidad y la densidad hasta que ese agua se hunde.

 

A medida que el mundo se calienta, se predice que el derretimiento de los casquetes polares y un aumento de precipitaciones ralentizará el proceso, inundando los océanos de agua dulce fría.

 

Algunos expertos temen que el proceso podría ser completo y detener esa 'cinta transportadora', hundiendo a Europa en una nueva Edad de Hielo.

 

Sin embargo, un nuevo estudio realizado por la Universidad de Sussex, Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad de California, Berkeley considera que, más que refrigerar a Europa, una desaceleración de la Circulación Termohalina significaría que el continente seguiría calentándose, pero más lentamente que las demás partes del mundo.

 

Esto podría llevar a un aumento de los niveles de bienestar en Europa, según concluye la investigación, publicada en la revista líder en investigación económica 'The American Economic Review'.

 

El profesor Tol, de la Escuela de Negocios, Administración y Economía de la Universidad de Sussex, dijo:"El enfriamiento es probablemente un poco más perjudicial que el calentamiento, en particular en Europa. Las personas temen con razón que el cambio climático provoca una nueva edad de hielo".

 

"Afortunadamente, nuestro estudio no encuentra refrigeración en absoluto y, en su lugar, nos encontramos con un calentamiento lento. Una gran ayuda para los europeos."

 

Por supuesto, como las corrientes oceánicas redistribuyen el calor, el calentamiento lento para Europa significa un calentamiento más acelerado en otro lugar.

 

El estudio, por lo tanto, se suma a un creciente cuerpo de evidencia que predice una división entre pobres y ricos en las apuestas de cambio climático. Los países en desarrollo serán menos confiables para hacer frente a la subida del nivel del mar, por ejemplo, y se calentarán más rápido que otras partes más desarrolladas del mundo.