Los directores de las Policías de España y Polonia firman un protocolo de cooperación para la Eurocopa 2012

La Policía polaca ha solicitado la colaboración de la Policía Nacional española para trabajar conjuntamente durante los preparativos y la celebración de este evento deportivo
El director general de la Policía española, Ignacio Cosidó, y el director de general de la Policía polaca, Marek Dzialoszynski, han firmado hoy un amplio protocolo de cooperación para garantizar la seguridad de la fase final de la Eurocopa 2012. Este acuerdo se suscribe a propuesta de la Policía polaca quien ha solicitado la colaboración de los agentes españoles durante los preparativos y la celebración de este relevante evento deportivo. El convenio desglosa, en más de 40 puntos, el trabajo conjunto de ambos cuerpos para prevenir y controlar la violencia durante la EURO 2012 y, especialmente, combatir el terrorismo y el crimen transfronterizo.

El acuerdo ha sido firmado en Varsovia por ambos directores y en él se establece tanto el apoyo con agentes de la Policía Nacional española desplazados a Polonia durante el desarrollo del Campeonato de Europa de Fútbol, como el intercambio de información que contribuya a prevenir todo tipo de delincuencia o amenazas potenciales a la seguridad. La Policía española se compromete a remitir informes periódicos relativos a distintas materias que afectan a la seguridad pública, así como datos de los aficionados españoles que se espera se desplacen a Polonia, rutas y destinos elegidos, e información de las personas que tengan impuesta una prohibición de acceso a eventos deportivos.

La Policía Nacional española es un referente internacional en la protección de actos multitudinarios y de gran envergadura y ha sido felicitada en numerosas ocasiones, recientemente por el éxito de despliegues como los de la final de la Champions League en 2010, la JMJ en Madrid o la reunión del BCE en Barcelona. En el acuerdo suscrito hoy se establece el apoyo a la Policía polaca con el desplazamiento de una delegación española de la Policía Nacional con funciones de asesoramiento y apoyo, incluido el intercambio de información sobre aficionados que se desplacen a la EURO 2012, así como de las amenazas a la seguridad y el orden público que se puedan generar.

La delegación de la Policía Nacional española desplazada a Polonia constará de 10 agentes. Al frente estará el jefe de la delegación que coordinará las actuaciones de todos los policías españoles. Además, el equipo de la Policía Nacional en Polonia estará integrado por un Oficial de Enlace que trabajará en el Centro de Mando Policial; un coordinador de spotters; tres spotters, - que seguirán el comportamiento de las aficiones-, y cuatro oficiales de policías uniformados que llevarán a cabo labores de prevención y cooperación con los agentes polacos, incluyendo su participación en las actividades que se lleven a cabo en aeropuerto, estaciones de tren y fronteras.