Los detenidos en la operación 'Pilumnus' obligaron a algunos niños a mantener sexo con animales

Archivo

Identificados diez menores víctimas de contenidos pedófilos en una operación con 102 detenidos.

La Guardia Civil ha identificado a diez víctimas de abusos sexuales con edades comprendidas entre los cero y los 14 años en una macrooperación, con ramificaciones en Galicia, en la que han sido detenidas por tenencia y distribución de más de 450.000 archivos pedófilos a través de Internet 102 personas, principalmente en Andalucía y Cataluña, con 24 y 21 arrestados, respectivamente.

 

La operación, que en Valladolid capital se ha saldado con dos detenidos fruto de sendos registros, se ha bautizado como 'Pilumnus', en honor al Dios de la mitología romana protector de los niños, y ha permitido intervenir 450 archivos, "algunos con elevado contenido de violencia sexual", en 92 registros practicados en 36 provincias. Algunos niños fueron grabados cuando disfrutaban con sus padres de vacaciones y otros fueron obligados a practicar relaciones con animales.

 

Al menos hay cuatro detenidos por ser productores de este tipo de contenidos, sirviéndose para ello de cámaras ocultas. Los pedófilos son de diferentes edades y perfil profesional. "Algunos no sabían manejar internet y otros eran universitarios", han explicado desde la Policía Judicial de la Guardia Civil en una rueda de prensa celebrada en Madrid en la que se ha puesto en valor el registro de agresores sexuales recientemente creado.

 

Hasta el momento hay tres pedófilos en prisión y se ha logrado identificar a diez menores, ocho de ellos de un mismo pueblo de Baleares, víctimas de abusos en una operación que continúa abierta por el empeño de la Guardia Civil, en coordinación con más de cien juzgados de instrucción de toda España, de "liberar" a otros menores grabados en esos 450.000 archivos, que ocupan más de 1.000 'terabites'.