Los de Mangas cortan su mala racha en casa imponiéndose 91 -81 ante el Sáenz Horeca Araberri

Encuentro entre el Óbila y el Sáenz Horeca Araberri

Tras cuatro partidos consecutivos perdiendo, el Óbila se impuso ayer en casa ante el Sáenz Horeca Araberri por 91-81. Una victoria que le ha dado al equipo abulense una gran dosis de moral para el playoff, donde se verán las caras con Covirán Granada, teniendo el factor cancha en contra.

Con un espectacular 0-14 en poco más de tres minutos cerraba Araberri ayer por la tarde el primer periodo (12-22).

 

Los visitantes se apoyaban en un inspirado Levesque (10 tantos) para controlar el choque. Luka Nikolic se echaba a los abulenses a la espalda y Mbamalu anotaba ocho puntos casi seguidos para darle la vuelta al marcador (38-34). Pero los de Sergio Jiménez respondían con un 0-6 para irse por delante a los vestuarios (38-40).

 

A la vuelta, los mismos actores seguían ejerciendo de protagonistas, manteniendo una igualdad en el encuentro que se rompía con un 11-0 local a base de triples (56-49). Los castellanos veían el aro como una piscina y se iban más allá de la decena para afrontar el periodo final (68-57). Y con un 7-0 sentenciaban el encuentro con más de seis minutos por jugarse (80-64).

 

La clave: 19 pérdidas visitantes por 6 de su rival. Espectacular duelo entre Mbamalu (27 puntos, 6 rebotes y 35 de valoración) y Levesque (22 tantos, 14 capturas y 36 de valoración).

 

Crónica - web oficial Liga Leb Plata - Sergi Quintela

 

Encuentro entre el Óbila y el Sáenz Horeca Araberri