Los cirujanos plásticos y estéticos ponen un teléfono a disposición de las afectadas por las prótesis mamarias PIP

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) ha puesto un teléfono (902 40 90 60) y una dirección de correo electrónico (info@secpre.org) a disposición de las afectadas por las prótesis mamarias de la marca PIP después de que el Ministerio de Sanidad haya recomendado su retirada preventiva, a fin de facilitarles información adicional u orientarlas en el proceso.

Esta entidad recuerda que la explantación es de carácter preventivo y no urgente, por lo que las portadoras de estas prótesis deben afrontar el proceso "con calma y en coordinación con el cirujano que les practicó la implantación de las prótesis".


En caso de que esto no fuera posible y debieran acudir a un cirujano nuevo, recomiendan asegurarse de que tal profesional tenga la titulación adecuada para la práctica de la Cirugía Plástica.

Además, solicitan a todos los cirujanos plásticos que, ante cualquier rotura de una de estas prótesis o cualquier otra complicación detectada en el seguimiento y explantación de las mismas, contacten con el punto de vigilancia de productos sanitarios de su comunidad según lo acordado al respecto con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

La SECPRE ha colaborado con la AEMPS, el Instituto de Salud Carlos III, el Comité de Expertos sobre las prótesis PIP en España y demás instituciones implicadas tanto en el seguimiento y análisis de la situación generada por dichos implantes como en el de los más de 3.000 formularios de explantación recopilados hasta la fecha.

De hecho, aseguran que son los primeros interesados en la seguridad de sus pacientes y por tanto, en este caso, en la depuración de responsabilidades de quienes fabricaron y distribuyeron las prótesis PIP.