Los Cavaliers rozan las Finales tras masacrar a Toronto

LeBron James

Cleveland Cavaliers se han situado a una sola victoria de clasificarse para las Finales de la NBA (3-2) después de masacrar a Toronto Raptors (116-78) en el quinto partido de la final de la Conferencia Oeste, una actuación redonda del equipo local cimentada en los puntos de Kevin Love (25), LeBron James (23) y Kyrie Irving (23).

Tras encadenar sus dos primeras derrotas en los 'play-offs', los Cavaliers estaban obligados a reaccionar en el Quicken Loans Arena y lo hicieron a lo grande, con una primera parte espectacular en la que llegaron a ganar por 34 puntos. Por primera vez desde su fundación en 1993, los Raptors se iban al descanso de un partido perdiendo por más de 30 puntos.

En la segunda, la maquinaria local no se detuvo y la diferencia llegó a incrementarse hasta los 43 puntos, antes de un último cuarto testimonial en el que descansaron las estrellas de ambos equipos. "Nos han pateado el culo", expresó muy gráficamente el entrenador de los Raptors, Dwane Casey, impotente ante el aluvión que se le vino encima a su equipo desde el pitido inicial.

De esta forma, LeBron James se ha situado a un solo triunfo de disputar sus sextas Finales consecutivas, cuatro con Miami Heat y dos con los Cavaliers si confirman esta ventaja de 3-2. Su primera oportunidad será en la madrugada del viernes al sábado en territorio canadiense y, en caso de victoria local, el séptimo partido se disputaría en Cleveland en la noche del domingo al lunes.

En los desarbolados Raptors, tan solo DeMar DeRozan (14) y Kyle Lowry (13) alcanzaron dobles dígitos de anotación, en un equipo apabullado como también demuestran las comparativas de rebotes (48-27) o de eficacia en tiros de campo (57%-39%). La única buena noticia para ellos fue la vuelta de Jonas Valanciunas después de ocho partidos ausente por lesión.