Los Castros Celtas quieren ser Patrimonio de la Humanidad

Altar de los sagrificios del Castro Celta de Ulaca

Benito Zazo Núñez se ha dirigido por carta al Presidente de la Diputación, así como a los cuatro grupos políticos que integran la Institución Provincial, con el fin de que se retomen los trabajos iniciados hace diez años encaminados a solicitar ante la UNESCO la inclusión en la Lista del Patrimonio Mundial Cultural del conjunto de castros céltico-vettones de la provincia de Ávila

Según ha explicado el Alcalde de Solosancho, el primer paso para conseguir dicha declaración sería la inclusión de los castros vettones abulenses en el denominado “Listado Indicativo Español”, inventario en el que se incluyen los bienes que cada Estado, en este caso España, considera susceptibles de ser declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. 

 

En la actualidad, el número de candidaturas que cada Estado puede presentar ante el Comité de Patrimonio Mundial es de dos al año. Debido a esa limitación, el Gobierno de España junto con las Comunidades Autónomas decide cada año qué candidaturas recogidas en el Listado Indicativo Español va a priorizar. A su vez, es cada Comunidad Autónoma la que selecciona qué bienes de su territorio son susceptibles de ser incluidos en el Listado Indicativo Español, decisión que en numerosas ocasiones se toma en colaboración con Diputaciones, Universidades y otros agentes.

Es por ello que el primer edil de Solosancho considera que la Diputación Provincial de Ávila debe retomar los trabajos iniciados hace ahora diez años en aras a conseguir la mencionada declaración para los castros, y liderar e impulsar las gestiones que sean precisas, contando en todo momento con el necesario apoyo y colaboración de los ayuntamientos implicados, las universidades y cualquier otra institución, entidad o agente que pueda contribuir a conseguir esta importantísima distinción de carácter internacional para los espectaculares vestigios celtas con que cuenta Ávila.

 

En este sentido, Benito Zazo Núñez ha recordado cómo en la Sesión Ordinaria del Pleno de la Diputación Provincial de Ávila celebrada el 28 de octubre de 2002 se alcanzó un acuerdo por unanimidad de los tres grupos políticos que entonces conformaban la Institución Provincial en el sentido de solicitar ante la UNESCO la declaración de Patrimonio de la Humanidad del conjunto de castros celtas abulenses, sin que hasta el día de hoy se haya vuelto a tener ninguna noticia al respecto desde entonces.

 

A juicio del Alcalde de Solosancho, el "valor universal excepcional" de los castros celtas abulenses, que ya mencionó al menos en parte el propio acuerdo plenario de la Diputación de hace diez años, es incuestionable. Así, según Benito Zazo, hoy pocos especialistas albergan dudas sobre el hecho de que el mundo céltico está considerado como uno de los más importantes sustratos étnicos y culturales de la vieja Europa, epicentro de la llamada civilización occidental.

 

La gran importancia de la Península Ibérica como una de las bases de dicha cultura céltica se ha puesto de relieve en numerosas ocasiones a nivel internacional, y es precisamente la provincia de Ávila uno de los territorios de España y de Europa más ricos en yacimientos celtas, y sin duda uno de los más singulares y originales en el contexto céltico general, por cuanto que en nuestras tierras se desarrolló la llamada cultura vettona, cuyos máximos exponentes son precisamente los castros abulenses y los famosos verracos como una de sus manifestaciones culturales más diferenciadas y desde luego más excepcionales.

 

Benito Zazo ha destacado que son dignos de ser reconocidos públicamente los esfuerzos que diversos municipios, entre ellos el de Solosancho, y la misma Diputación Provincial vienen desarrollando desde hace varios años en la promoción del arqueoturismo celta en Ávila y en el fomento de la seña de identidad “celtas y vettones”. Estos esfuerzos se están viendo recompensados, en opinión del Alcalde, con el aumento constante en el número de visitantes que año a año se acercan a estos yacimientos arqueológicos y su entorno.

 

Por esta razón el Alcalde de Solosancho está “convencido de que la declaración como Patrimonio de la Humanidad de los castros celtas abulenses significaría un importante revulsivo cultural, turístico y económico no sólo para los municipios afectados, sino para el conjunto de la provincia, y sólo el hecho de que distintas instituciones y colectivos se pongan a trabajar en esta dirección supondría ya un gran impulso a la hora de difundir y dar a conocer este excepcional patrimonio cultural abulense fuera de nuestros límites provinciales”, según ha manifestado.

 

Por último, el primer edil de Solosancho ha querido resaltar que el hecho de que se haya dirigido por carta a todos y cada uno de los grupos políticos que componen la Diputación Provincial obedece al hecho de que, según su punto de vista, la inclusión de los castros celtas abulenses en la Lista del Patrimonio Mundial por la UNESCO debería ser considerado como un objetivo de carácter provincial que trascendiera a cualquier estrategia o posición partidista y, por ello, considera que sería deseable reeditar el acuerdo unánime producido hace diez años para trabajar conjuntamente y conseguir así una meta que no por lejana es imposible de alcanzar: según el Alcalde, basta recordar otros casos en que se ha dilatado durante bastantes años la tramitación pero que, finalmente, se ha conseguido el preciado reconocimiento internacional.