Los castellanoleoneses tardan unos 28 minutos en ser revisados por un médico de urgencias

Más de la mitad consigue cita con su médico de familia de un día para otro.

Los castellanoleoneses tardan una media de 28 minutos en ser revisados por un médico de Urgencias tras la primera criba, con uno de los menores tiempos entre las comunidades autónomas.


Así se desprende de una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) con más de 4.000 ciudadanos para conocer su grado de satisfacción con la Atención Primaria y los servicios de Urgencias de la sanidad pública.

El tiempo de espera hasta una primera criba en la que se suele discriminar por grado de urgencia es de 12 minutos de media, pero hasta la primera revisión del médico los que menos tardan son los habitantes de Navarra, unos 17 minutos de media.

Tras ellos están los de Asturias (22 minutos), Aragón y La Rioja (24), Murcia (25), Castilla y León (28), Castilla-La Mancha (33), País Vasco (35), Galicia (36), Extremadura (37), Cataluña, Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana (38), Cantabria (43) y Baleares (53).

En total, entre la criba, la primera revisión, la atención del especialista y los resultados de las pruebas, la visita media suele durar unos 151 minutos, aunque en más de una cuarta parte de los casos supera las 3 horas y media (220 minutos).

Además, el informe muestra como hasta uno de cada cinco habitantes de Cataluña o Andalucía que han acudido a Urgencias deben regresar nuevamente por el mismo problema dos semanas después. En Aragón, en cambio, esto solo le sucede al 8 por ciento de los usuarios.

ATENCIÓN PRIMARIA

Pero las diferencias autonómicas no se dan solo a la hora de ser atendidos en Urgencias, sino también en Atención Primaria, ya que la mitad de los españoles no logran conseguir cita con su médico de familia de un día para otro en la sanidad pública. En Cantabria sí es posible, ya que el 52% de los usuarios logran cita en este periodo.

Los que más tardan son los habitantes de Canarias, Baleares y Cataluña. De hecho, en esta última comunidad hasta uno de cada cinco pacientes debe esperar más de una semana para ser visto por su médico.

El 94 por ciento de los encuestados había acudido a un centro de salud en el último año y más de la mitad había pasado por urgencias al menos en una ocasión.

De todos ellos, el 43 por ciento había conseguido cita con su médico de familia de un día para otro, mientras que el resto tardaron entre 2 y 7 días en ser atendidos. Y lo mismo sucede con el personal de Enfermería, ya que sólo el 46 por ciento de los encuestados logra ser atendido en menos de 24 horas.

No obstante, el estudio muestra diferencias "notables" entre comunidades. Así, mientras que el 75 y 73 por ciento de los ciudadanos navarros y riojanos esperan como mucho un día para ser atendidos respectivamente, eso solo lo logran el 17 por ciento de los ciudadanos de Canarias o el 16 por ciento de los de Cataluña.

Del resto, en Asturias logra conseguir cita de un día para otro el 62 por ciento de los pacientes, seguida de Extremadura (61%), Aragón (61%), Castilla-La Mancha y Castilla y León (ambas un 55%), Galicia y Cantabria (52%), País Vasco (51%), Murcia (47%), Andalucía (38%), Madrid (36%), Comunidad Valenciana (26%) y Baleares (20%).

Además, el informe al que ha tenido acceso Europa Press muestra como hasta dos de cada diez ciudadanos de Cataluña y uno de cada diez de Canarias y Comunidad Valenciana esperan la "friolera" de entre una y dos semanas para acceder a su médico de familia.

Y una vez contar con la cita "toca armarse de paciencia" en las salas de espera, lamenta la OCU, el 20 por ciento de los extremeños declara que puede llegar a esperar entre una y dos horas para entrar en la consulta y algo parecido les ocurre a los canarios. Sólo en el País Vasco logran que más de la mitad de los pacientes sean reconocidos dentro de los quince minutos siguientes a su llegada.

PESE A TODO, MÁS SATISFECHOS QUE HACE 5 AÑOS

A pesar de estos datos, el informe revela como hay una mayor satisfacción ciudadana con la Atención Primaria y las Urgencias de la sanidad pública, si se comparan los datos con los de la encuesta que realizó la OCU en 2009. En una escala de 0 a 100, los ciudadanos puntuaron con un 76 de media a los profesionales y con un 70 a los centros, frente a los 73 y 64 puntos de 2009.

La satisfacción es mayor en La Rioja (76), seguida de Aragón (74), País Vasco (73), Asturias (72), Cantabria y Castilla y León (70), Galicia y Navarra (69), Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid (68), Andalucía y Cataluña (67), Baleares, Comunidad Valenciana y Murcia (66), y Canarias (63).

Lo más valorado es la accesibilidad (6 de cada 10 españoles tiene un centro a menos de un kilómetro de su domicilio y el 77 por ciento tarda menos de 15 minutos en llegar), los horarios del centro, la comodidad de las infraestructuras y la posibilidad de concertar las citas por Internet (el 69% declara poder hacerlo frente al escaso 33% que lo podía hacer hace 5 años).

En cambio, lo peor valorado es el tiempo de espera y la escasa posibilidad de escoger médico de familia, algo que parece más teórico que real, a tenor de las respuestas de los ciudadanos entrevistados.

Los ciudadanos que mejor valoran sus urgencias son los de Navarra (75 puntos sobre 100), seguidos de los de La Rioja, Asturias y Aragón (73), País Vasco (72), Castilla y León (70), Baleares (66), Cataluña y Extremadura (65), Galicia, Madrid y Murcia (64), Andalucía y Cantabria (62), Comunidad Valenciana (61) y Canarias (60).