Los candidatos de IU-UP se suman a la iniciativa ‘No en nuestro nombre’ contra la guerra como fórmula de respuesta al terrorismo

Los candidatos al Congreso y Senado de Izquierda Unida – Unidad Popular por Ávila, Mónica Martínez y Emilio Vallejo, se suman a la iniciativa ‘No en nuestro nombre’, un manifiesto contra el terrorismo pero también contra la guerra como fórmula de respuesta.

“No queremos una sociedad donde se responda a la violencia con más violencia. No se puede responder al dolor por las víctimas inocentes provocando más dolor, provocando más víctimas y generando así una espiral imparable de violencia, dolor, terror, pánico, psicosis y frustración” señalan los candidatos por Ávila ante una iniciativa “que pretende dejar muy claro que los ciudadanos no queremos que nos lleven a una guerra”. 

 

El manifiesto, apoyado por los candidatos de Izquierda Unida – Unidad Popular por Ávila al Congreso y Senado, señala que “el fanatismo terrorista del Dáesh (ISIS) es funcional y retroalimenta al fanatismo racista europeo, mientras nuestros gobiernos practican recortes de derechos sociales y libertades fundamentales, xenofobia institucional y bombardeos indiscriminados, que se han demostrado ineficaces. Nos negamos a participar en el falso mercadeo entre derechos y seguridad”. Un manifiesto que condena tanto los ataques de París, Líbano y Siria como los recortes de libertades que se están llevando para garantizar la seguridad. 

 

En este sentido Mónica Martínez critica y lamenta “el posicionamiento belicista de partidos como Ciudadanos y en especial del Partido Popular, de la mano de su candidato al Congreso por Ávila, Pablo Casado”, que ha calificado de “buenismo retrógrado” los posicionamientos contra la guerra en un discurso donde palabras como “enemigos, aliados, buenos o malos empiezan a ser vocablos que desde el Partido Popular pretenden hacer calar en la población”. Para Mónica Martínez “al terrorismo no se le puede responder con bombas. Las muertes de civiles inocentes causadas por los bombardeos masivos que algunos dirigentes pretenden extender sólo provocarán más dolor, más muerte y más adeptos al terrorismo. La historia nos ha demostrado, pero algunos no quieren verlo”.