Los Bulls salen de 'play-offs' tras un esperpento defensivo

Gasol

Chicago Bulls han caído al noveno puesto de la Conferencia Este, fuera de los puestos de 'play-offs', víctimas de su defensa desastrosa en la visita a Miami Heat (129-111), mientras que New York Knicks no han tenido opción ante Portland Trail Blazers (85-104).

Desde que la NBA empezó a recopilar estadísticas exhaustivas en la temporada 1983-1984, los Bulls nunca habían permitido que un rival estuviera tan acertado en ataque. Los Heat alcanzaron un 67,5 por ciento de cara al aro en el partido disputado en el American Airlines Arena, récord también para la franquicia local, en este caso positivo.

Pau Gasol lamentó la "defensa terrible" de su equipo. "Sabíamos que anotan mucho puntos en la 'pintura' y no les forzamos a lanzar de lejos. Básicamente hicieron lo que quisieron", apuntó el pívot español, que aportó 15 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias y 1 tapón.

Con todo, Chicago solo perdía por seis puntos a falta de cinco minutos (108-102), pero encajó un parcial de 21-9 en los instantes decisivos para encadenar su tercera derrota consecutiva que deja casi equilibrado su balance de victorias y derrotas (30-29) y, por primera vez, hace peligrar de verdad su clasificación para los 'play-offs'.

Derrick Rose, que volvía después de tres partidos lesionados, anotó 17 puntos para un equipo que volvió a acusar la ausencia de Jimmy Butler. Hassan Whiteside se regodeó en el juego interior sumando 26 puntos y 14 rebotes, mientras que Joe Johnson aportó 24 en su debut en casa.

En el Madison Square Garden, José Manuel Calderón sumó 5 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias en la segunda derrota seguida de los Knicks, antepenúltimos del Este, que no pudieron plantar cara a unos Blazers muy superiores.

Damian Lillard (30 puntos) y C.J. McCollum (25) desarbolaron al equipo neoyorquino desde el perímetro y Meyers Leonard (11 y 14 rebotes) se encargó de cerrar el juego interior. En el bando local, el mejor volvió a ser Carmelo Anthony (23 y 10 rebotes).