Los Bulls no evitan la derrota en la inexpugnable cancha de San Antonio

El pívot español Pau Gasol ha completado otra buena actuación al sumar 21 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias y 2 tapones en el AT&T Center de San Antonio, una cancha que se mantiene inexpugnable esta temporada.

A pesar de sufrir las importantes bajas de Jimmy Butler y Joakim Noah, los Bulls pusieron en entredicho la imbatibilidad casera del equipo tejano, pero acusaron el cansancio en el último cuarto ante un rival con una plantilla mucho más profunda y que está completando una temporada impresionante (55-10), tan solo opacada por Golden State Warriors.

Pau Gasol dominó en su duelo contra Tim Duncan (7 puntos), pero LaMarcus Aldridge, la otra punta de lanza del juego interior local, surgió con 26 y 10 rebotes. Con la versatilidad del ala-pívot, los 29 puntos de Kawhi Leonard y la dirección de Tony Parker, que anotó 14 de sus 20 tantos en la segunda parte, los Spurs se escaparon a falta de cuatro minutos (102-92) y ya no dejaron acercarse a su rival.

En el bando visitante, Nikola Mirotic aportó 8 puntos y 10 rebotes para unos Bulls que también tuvieron a buen nivel a Derrick Rose (21) y E'Twaun Moore (20), pero la rotación se redujo a nueve jugadores, por los trece que llegaron a jugar con la franquicia local.

Pese a dar la cara en la cancha más difícil de la NBA, Chicago no evitó una derrota que le hace caer al noveno puesto de la Conferencia Este, fuera de los puestos de 'play-offs'. Con 19 partidos para cerrar su temporada regular, su balance es de 32-31 y ahora mismo sus mayores rivales son Detroit Pistons (33-31) e Indiana Pacers (34-30).