Los buitres acaban con una novilla en el Tejado de Béjar

Aprovecharon el momento del parto para atacar a la vaca, de pura raza y cinco años.

Los buitres han matado y devorado a una novilla limusina pura, en el Tejado de Béjar según ha comunicado hoy a ASAJA Salamanca el ganadero. La vaca, de pura raza y cinco años de edad, ha sido encontrada por el ganadero, que sospecha que los buitres la mataron aprovechando el momento del parto. Tampoco han encontrado los restos del ternero.

 

Esta misma explotación sufrió el 23 de mayo otro ataque de buitres. En aquella ocasión la víctima fue una ternera de dos meses de pura raza limusina, que se encontraba en perfectas condiciones el día anterior, apareció al día siguiente devorada por los buitres, que reposaban en unas peñas cercanas.

 

Una vez más, y ante la avalancha de ataques de buitres, ASAJA Salamanca reclama a la Junta de Castilla y León que atienda las demandas de los ganaderos y modifique la absurda normativa de necrófagas. La reiteración de los ataques, incluso en zonas muy alejadas de su hábitat natural, demuestra la ineficacia de las medidas actuales para alimentar a la cada vez más grande población de buitres.

 

vaca buitres parto