Los Broncos y los Seahawks protagonizarán la XLVIII edición de la SuperBowl

Los Broncos de Denver y los Seahawks de Seattle serán los protagonistas el próximo 2 de febrero en el estadio MetLife de Nueva Jersey, tras derrotar a los Patriots de Nueva Inglaterra (26-16) y a los 49ers de San Francisco (23-17), respectivamente.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)



Las miradas estaban puestas en Colorado donde se medían dos de los 'quarterbacks' estelares de la NFL, el local Peyton Manning y el visitante Tom Brady, que se decantó del lado del primero, que lideró a los Broncos al título de la Conferencia Americana y a su primera SuperBowl, tercer a su nivel particular tras las dos logradas con los Colts.

Ahora, Manning, miembro de una de las mejores sagas de mariscales de campo de este deporte, tratará de convertirse en el primero en lograr dos anillos de campeón como titular con dos equipos diferentes. Además, en Nueva Jersey será el segundo de más edad en una gran final después de John Elway, que tenía los 38 años que está a punto de cumplir Manning cuando precisamente dirigió a los Broncos a los títulos de 1998 y 1999, las últimas apariciones de la franquicia.

El partido fue claramente dominado por los locales, que tras los dos primeros cuartos dominaban por 13-3 gracias a la conexión Peyton Manning-Jacob Tamme, que lograba el único 'touchdown' hasta ese momento. En el tercero, los Broncos sentenciaron el partido con otro 'TD', obra de Demaryus Thomas, que dejó sin capacidad de reacción ya a Tom Brady, más acertado en el cuarto final, donde dio un pase de 'touchdown' a Julian Edelman y anotó uno propio.

El rival en una final inédita serán los Seahawks de Seattle, que se hicieron con la Conferencia Nacional tras derrotar gracias a un gran último cuarto a los 49ers de San Francisco por 23-17 para volver a intentar optar a la SuperBowl ocho años después de su derrota ante los Steelers.

San Francisco dominaba 13-17 antes de afrontar el último periodo, donde surgió la mejor defensa de la liga para provocar hasta tres pérdidas, una gran ayuda para dejar sin anotar a su rival y remontar con el 'touchdown' de Jermaine Kearse, tras un pase de 35 yardas de Russell Wilson, que contrapondrá su inexperiencia (segunda temporada en la NFL) a Peyton Manning.

A partir de ahí, la defensa local impuso su fortaleza para evitar que los 49ers pudiesen recuperar la delantera en el marcador y asegurar la victoria, sellada con una intercepción clave a falta de 22 segundos. Richard Sherman tocó el pase ganador de Colin Kaepernick a Michael Crabtree y Malcolm Smith se quedó con el balón para acabar con el sueño visitante.