Los bancos griegos necesitarán una nueva recapitalización de hasta 14.000 millones de euros

Permanecerán cerrados hasta finales de la semana próxima independientemente de un acuerdo con acreedores.

Los bancos griegos necesitarán someterse a una nueva recapitalización de entre 10.000 y 14.000 millones de euros en el caso de que se alcance un acuerdo este fin de semana con los acreedores y permanecerán cerrados hasta finales de la semana próxima, según han informado fuentes bancarias a la agencia Reuters.


"Nos hacen falta entre 10.000 y 14.000 millones de euros en capital nuevo. Dada la magnitud del 'shock' al que nos enfrentamos, los reguladores están evaluando la situación en estos momentos", según estas fuentes que no descartan una prueba de estrés a las entidades bancarias griegas para el próximo mes de septiembre.

Estas pruebas servirán para "ganar tiempo para normalizar la situación", según esta fuente, que contempla varias posibilidades de recapitalización. Una de ellas sería recurrir a inversores privados, pero si fracasa esta opción todavía queda la posibilidad de recurrir a una herramienta todavía no empleada: el denominado Instrumento de Recapitalización Directa del Mecanismo de Apoyo Europeo.

LIQUIDEZ

Las entidades bancarias griegas disponen de un colchón de liquidez actual de 750 millones de euros que sin embargo solo durará hasta el próximo lunes por la noche, según estas fuentes, que estiman que los griegos sacan entre 80 y 100 millones de euros al día de los cajeros.

"La liquidez está asegurada hasta el lunes por la noche en lo que se refiere al límite de 60 euros diarios de retirada de dinero de los cajeros. Hasta entonfes tenemos un colchón de 750 millones de euros", según estas fuentes, bajo condición de anonimato.