Los ayuntamientos no priorizaron la contrataciĂłn de trabajadores para el Plan E

El 67% de los empleados ya formaban parte de las empresas con anterioridad y sĂłlo el 4% de los nuevos continuaron mĂĄs allĂĄ de 2011

Los ayuntamientos que decidieron acudir al Fondo Estatal de InversiĂłn Local (FEIL), dentro del Plan EspaĂąol para el EstĂ­mulo de la EconomĂ­a y del Empleo (Plan E) aprobado por el Gobierno de JosĂŠ Luis RodrĂ­guez Zapatero en 2008, no priorizaron la contrataciĂłn de trabajadores a la hora de seleccionar los proyectos que serĂ­an financiados con este mecanismo, segĂşn concluye el informe de fiscalizaciĂłn realizado por el Tribunal de Cuentas.

"Los municipios no utilizaron el criterio del empleo como pauta para seleccionar proyectos, sino que una vez que se habĂ­a decidido quĂŠ proyectos se presentarĂ­an al ministerio se incluyĂł, tal y como era obligatorio en aplicaciĂłn de la normativa del FEIL, el nĂşmero de trabajadores que se preveĂ­a ocupar en la ejecuciĂłn de las obras", seĂąala el documento, al que ha tenido acceso Europa Press.

Todo ello, aĂąade, "a pesar de que la creaciĂłn de empleo fue un objetivo fundamental" de la creaciĂłn del Fondo. Este criterio "no fue asumido por los ayuntamientos como prioridad en la selecciĂłn de proyectos", y es mĂĄs, el informe asegura que algunas de las entidades locales "adjudicaron contratos a empresas que no necesitaban realizar ningĂşn contrato nuevo de personal para la ejecuciĂłn del proyecto".

Por otro lado, las empresas adjudicatarias de los proyectos "incumplieron el compromiso de contrataciĂłn de desempleados en el 11 por ciento de los contratos suscritos", segĂşn el informe, que calcula que el nĂşmero de trabajadores desempleados afectados por este incumplimiento ascendiĂł a 14.206.

SÓLO EL 4% CONTINUÓ DESPUÉS DE 2011

En cuanto al periodo de contrataciĂłn de los trabajadores en las empresas adjudicatarias del FEIL, el documento indica que sĂłlo el 4 por ciento de los que fueron contratados especĂ­ficamente para la ejecuciĂłn de estos proyectos continuaron trabajando en la empresa mĂĄs allĂĄ del primer semestre de 2011. AdemĂĄs, el 67 por ciento de los empleados en la ejecuciĂłn de estos proyectos ya formaban parte de la estructura de la empresa con anterioridad al Fondo.

El 12 por ciento de los proyectos que adjudicĂł el entonces Gobierno de Zapatero fueron a parar a empresas que no se habĂ­an comprometido a la contrataciĂłn de ningĂşn trabajador procedente del desempleo, mientras que en un 21 por ciento de las adjudicaciones las empresas declararon que generarĂ­an un nĂşmero de puestos de trabajo inferior a las previsiones comunicadas por los ayuntamientos para hacer la solicitud de los fondos.

Ya una vez suscritos los contratos, un 24 por ciento fueron modificados por las entidades locales, lo que supuso un incremento medio del 13 por ciento del precio, segĂşn el informe. En el 54 por ciento de los expedientes la modificaciĂłn fue "irregular".

En el 69 por ciento de los contratos financiados por el FEIL, aĂąade el Tribunal de Cuentas, la ejecuciĂłn de las obras finalizĂł con retraso respecto de la fecha prevista en la adjudicaciĂłn: "El retraso medio fue de 89 dĂ­as, muy significativo, puesto que el plazo medio de ejecuciĂłn de las obras fue de 169 dĂ­as".

FINANCIACIÓN DE LOS CARTELES
En cuanto a los carteles anunciadores del Plan E, que causaron polĂŠmica en aquel momento, el informe explica que las entidades locales estaban obligadas a la instalaciĂłn de los mismos y en el 91 por ciento de los proyectos incluyeron entre las obligaciones del contratista asumir el coste. AsĂ­, subraya que Ăşnicamente en un 9 por ciento de los proyectos el gasto correspondiente a los carteles fue asumido directamente por la entidad local.

SegĂşn el Tribunal de Cuentas, el coste medio de los carteles costeados por las empresas adjudicatarias ascendiĂł a 1.199,50 euros, siendo el precio medio de los carteles abonados por las entidades locales muy similar, 1.188,56 euros.

En su Ăşltimo apartado, el informe concluye que las entidades locales ejecutaron los 30.698 proyectos financiados por el Fondo durante los ejercicios de 2009 y 2010, y en algunos casos en 2011, asĂ­ como que no es necesario hacer ninguna recomendaciĂłn especĂ­fica, ya que la aplicaciĂłn de este mecanismo de financiaciĂłn "ya estĂĄ finalizada".

Únicamente, el Tribunal de Cuentas insta las entidades locales que ejecutaron inversiones que actualmente no se encuentran en funcionamiento a "poner a disposición del uso público estas instalaciones".