Los autónomos denuncian que la financiación ha bajado un 40%

Encuesta regional. El 80% de los emprendedores admite que la situación económica le está afectando “negativamente” o “muy negativamente”. Tendencia descendente. Las ventas disminuyen un 27,9%
J. R. / AGENCIAS

Los casi 209.000 autónomos de Castilla y León registran un descenso medio de sus beneficios por la crisis del 29,7%, una rebaja de sus ventas del 27,9%, una pérdida de empleo del 27%, y una merma de las inversiones del 26,37%. Salamanca es la provincia de la Comunidad que sale peor parada en compras a proveedores y de servicios externos, y financiación, con descensos próximos al 40%. Así aparece recogido en una encuesta elaborada por la Federación de Autónomos de Castilla y León (Feacyl), en la que se constata que el 80% de este colectivo en la Comunidad asegura que la recesión le ha afectado “negativamente” o “muy negativamente”, con el acceso a la financiación y la morosidad como sus principales problemas. El estudio, que ayer presentó el presidente de Feacyl, Javier Cepedano, confirma también que las compras a proveedores de los autónomos de la región se reducen un 25,1%, y las de servicios externos, un 24,8%.

Este análisis sobre la Situación económica de los empresarios autónomos de Castilla y León también refleja una rebaja de la financiación del colectivo (18,7%) e incrementos en la morosidad privada (17,9%) y pública (15,3%). Cepedano concretó que el mayor impacto de la crisis económica lo sufren los sectores de comercio, hostelería y construcción, seguidos por los de agricultura, e industria. El estudio evidencia que los beneficios, ventas, empleo, inversiones y compras a proveedores y de servicios externos, se reducen más en hostelería, por encima del 30%. Sin embargo, la caída de la financiación es más acusada en la construcción, más del 20%, y el crecimiento de la morosidad privada, también afecta de forma especial a esta actividad, con subidas por encima de 20 puntos. En morosidad pública, el resto de servicios y la industria, son los más atacados.

Por provincias
El informe expone que León es la más perjudicada en descenso de beneficios, ventas, empleo e inversiones de los autónomos, con entre el 30 y el 40% de rebaja en esas variables. En relación a la morosidad privada y pública, la provincia con mayores tasas de variación es Burgos, por encima del 30 por ciento. Mientras, Cepedano explicó que la encuesta refleja que sólo el 17,55% de los encuestados asumió haber acudido a negociar créditos o préstamos a su entidad financiera en el último año. Una circunstancia que justificó en la falta de confianza en las entidades por parte de los autónomos necesitados de fondos para financiar circulante, no para acometer inversiones. En este sentido, defendió que la situación es “delicada” y “las administraciones deben hacer un esfuerzo grandísimo para inyectar liquidez” para este colectivo. La encuesta fue elaborada a partir de 500 entrevistas a empresarios autónomos de entre 36 y 45 años.