Los ataques de lobos en Navalperal de Pinares no cesan

En la última semana días la ganadería de los hermanos Herranz Aparicio ha sufrido otros tres ataques con el resultado de tres muertes, por lo que se ha iniciado un expediente de reclamación por responsabilidad patrimonial de la Junta de Castilla y León. También otros ganaderos del municipio han sufrido daños pero no denuncian por no tener suscrito seguro de daños

A pesar de que en la reunión mantenida entre ganaderos de UCCL y responsables del Servicio Territorial de Medio Ambiente el día 16 de este mes (se adjunta comunicado de tal fecha) se indicó que se iban a abatir lobos en Navalperal de Pinares, el hecho cierto es que las matanzas continúan.

 

Por tener los citados hermanos contratado el seguro de daños, en los tres casos se ha personado la Patrulla de Seguimiento de Fauna de la Junta de Castilla y León y se ha rellena el denominado ANEXO II “Informe sobre daños a la ganadería. Ayudas para paliar los daños producidos en Castilla y León por los lobos y perros asilvestrados al ganado y compensar el lucro cesante” (se adjuntan los Anexos de cada uno de los tres ataques). Uno de los terneros muertos tenía una semana de vida, y las otras dos reses tenían entre tres y cuatro meses de vida.

 

Sin embargo, los ganaderos vienen mostrando aún mayor preocupación por los daños mayores que puede causar el ganado cuando, forzado por los ataques, sale de las fincas de pastoreo y puede invadir tanto la vía del ferrocarril Madrid-Irún como las distintas carreteras, y provocar accidentes de tráfico. Son varias las denuncias de estos hechos que los hermanos vienen realizando ante el cuartel de la Guardia Civil en Las Navas del Marqués. De hecho los ganaderos han sufrido denuncias de la Guardia Civil, indicándose en ellas que su ganado se encontraba en la vía del ferrocarril.

 

UCCL exige que desde la administración se cubran todos los posibles daños de estas características que puedan ocurrir, sin que los ganaderos se vean obligados a suscribir otro seguro más para cubrir una responsabilidad que en realidad es una responsabilidad patrimonial de la Junta de Castilla y León.

Documentos relacionados