Los astronautas Kelly y Kornienko regresan tras 340 días en el espacio

Kelly y Kornienko tras el aterrizaje

El astronauta de la NASA Scott Kelly y su homólogo ruso Mikhail Kornienko regresaron a la Tierra este miércoles a bordo de una cápsula Soyuz tras pasar 340 días en la Estación Espacial.

El aterrizaje tuvo lugar a las 05.26 horas (hora peninsular española) en Kazajistán. Junto a ellos viajó también Sergey Volkov, también de la agencia espacial rusa Roscosmos, que llegó a la estación de 4 de septiembre de 2015. La tripulación aterrizó al sureste de la remota ciudad de Zhezkazgan.

"La misión de Scott J. Kelly de pasar un año a bordo de la Estación Espacial Internacional ha ayudado a avanzar en la exploración del espacio profundo y el viaje de América a Marte", dijo el administrador de la NASA Charles Bolden. "Scott ha convertido en el primer astronauta estadounidense que ha pasado un año en el espacio, y al hacerlo, nos ayudó a dar un gran paso para poner un pie en Marte."

Durante la misión, la tripulación de la estación llevó a cabo casi 400 investigaciones para avanzar en la misión de la NASA y beneficiar a toda la humanidad, según destaca la agencia espacial estadounidense en un comunicado. Kelly y Kornienko participaron específicamente en una serie de estudios para estudiar el trayecto de la NASA a Marte, incluida la investigación sobre cómo el cuerpo humano se adapta a la ingravidez, el aislamiento, la radiación y la tensión de los vuelos espaciales de larga duración.

El hermano gemelo idéntico de Kelly, el ex astronauta de la NASA Mark Kelly, participó en estudios paralelos en la Tierra para ayudar a los científicos a comparar los efectos del espacio en el cuerpo y la mente hasta el nivel celular.

Un proyecto de investigación particular examinó los cambios de líquidos que se producen cuando los fluidos corporales se mueven en la parte superior del cuerpo durante la ingravidez. Estos cambios pueden estar asociados con cambios visuales y un posible aumento de la presión intracraneal, que son retos importantes que deben ser entendidos antes que los humanos amplían la exploración más allá de la órbita de la Tierra.

El estudio utiliza el dispositivo Chibis de Rusia para extraer fluidos en las piernas, mientras los ojos del sujeto se miden para realizar un seguimiento de los cambios. NASA y Roscosmos ya están buscando continuar la investigación sobre el desplazamiento de líquidos con las futuras tripulaciones de la estación espacial.

La tripulación aprovechó el punto de vista único de la estación espacial, con una trayectoria orbital que cubre más del 90 por ciento de la población de la Tierra, para controlar y capturar imágenes de nuestro planeta. También presenciaron la llegada de un nuevo instrumento para el estudio de la firma de la materia oscura y llevaron a cabo demostraciones de tecnología.

Kelly y Kornienko vieron la llegada de seis naves de reabastecimiento durante su misión. Kelly estuvo involucrado en la captura robótica de dos vuelos contratados por la NASA. Una nave de carga japonesa y tres naves de reabastecimiento rusas también entregaron varias toneladas de suministros a la estación.

Kelly se aventuró fuera de los confines de la estación espacial durante tres caminatas espaciales durante su misión. La primera incluyó una variedad de tareas de actualización y mantenimiento de estación, incluidos los cables de enrutamiento para prepararse para nuevos puertos de atraque para naves espaciales privadas estadounidenses. En una segunda caminata espacial, ayudó en la reconfiguración exitosa de un sistema de refrigeración de amoníaco y la restauración de la estación a plena capacidad en generación de energía solar. La tercera caminata espacial fue para restaurar la funcionalidad de sistema transportador móvil de la estación.

Con el final de esta misión, Kelly ha pasado 520 días en el espacio, la mayor cifra entre los astronautas estadounidenses. Kornienko ha acumulado 516 días en dos vuelos, y Volkov tiene 548 días en tres misiones.