Los apicultores salmantinos solicitan a la Junta que se reduzca el plazo de permanencia en la Comunidad

Los apicultores realizan de nuevo una reivindicación histórica

También demandan que se incremente a 100 el número de colmenas por colmenar.

La Asociación de Apicultores Salmantinos, entidad vinculada a ASAJA Salamanca, ha presentado dos alegaciones al Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014/2020 con el fin de solicitar a la Junta de Castilla y León que modifique el texto preliminar al considerar que algunos aspectos perjudican a los profesionales del sector en la provincia.

 

En primer lugar, la Asociación de Apicultores Salmantinos considera que algunos aspectos de la submedida 10.1.4, perjudican claramente a los profesionales de la miel. Dicha medida indica que las colmenas deben permanecer un mínimo de 6 meses, entre el 1 de abril y 30 de noviembre de cada año dentro de la comunidad autónoma de Castilla y León.

 

Dicha medida ya se está en vigor en la actualidad y la realidad ha demostrado que ocasiones graves problemas a los apicultores, básicamente por las condiciones climatológicas de Castilla y León. Casi todos los años, el cumplimiento de dicho requisito provoca una elevada mortandad en las colmenas, que oscila entre el 30 y el 50%.

 

Desde la Asociación de Apicultores Salmantinos y desde ASAJA Salamanca se considera que las consecuencias de esa medida perjudican económicamente a los apicultores, y al mismo tiempo incumple la finalidad de la propia medida, que busca mediante la polinización de las abejas, la mejora de la biodiversidad y el medio ambiente.

 

Por ese motivo, la Asociación de Apicultores Salmantinos solicita que en el nuevo Programa de Desarrollo Rural 2014/2020, el periodo de permanencia de las colmenas en Castilla y León se limite a 3 meses.

 

Por otra parte, y debido a las características actuales de las explotaciones apícolas, los profesionales de  la miel tienen problemas para localizar colmenares en Castilla y León, lo que provoca que la apicultura trashumante tenga serias dificultades para cumplir los requisitos de distancias contemplados en la Orden AYG/2155/2007 de 28 de diciembre, por la que se regula el Registro de Explotaciones Apícolas y movimiento de colmenas, y se aprueba el modelo de Libro de Registro de Explotaciones Apícolas en Castilla y León.

 

Para poder evitar esos problemas y mejorar la rentabilidad de sus explotaciones, la Asociación de Apicultores Salmantinos solicita a la Junta que en el Programa de Desarrollo Rural 2014/2020 se aumente el límite de colmenas por asentamiento hasta las 100 colmenas.