Los amos de Europa

Cinco equipos españoles ocupan una de las ocho plazas de semifinales europeas
El fútbol español está de enhorabuena. Si alguna vez se había puesto en duda la supremacía de la Primera División española, ahora Liga BBVA, sobre el resto de ligas europeas, este Viernes Santo las dudas se han disipado. Nunca antes el fútbol español había contado con cinco representantes en las semifinales de las dos máximas competiciones europeas. Ayer los tres españoles en la Europa League consiguieron el pase a las semifinales. La apabullante victoria del Valencia y los sufridos encuentros de Athletic de Bilbao y el Atlético de Madrid nos hicieron soñar con una final española y redondearon lo que ya consiguieran el Real Madrid y el Barcelona a principios de semana.

Y no hay que esperar más. Nuestro más ferviente deseo es que un conjunto español se alce con la victoria en ambas competiciones, pero a día de hoy España copa cinco de las ocho plazas de semifinales en Champions League y Europa League y no hace falta mucho más para darse cuenta que el fútbol que se hace en este país es el que funciona.

Mirando hacia adelante, la emoción está servida. Cualquiera de los tres conjuntos españoles en la Europa League, aunque cada uno tengamos nuestras preferencias, son claros candidatos al título. Alguno como el Valencia está compaginando la lucha europea con mantenerse en puestos de Liga de Campeones en la liga española,  en el atlético de Madrid también buscan la doble empresa de responder a sus aspiraciones europeas mientras que para el Bilbao la Europa League es su tabla de salvación viéndose lejos ya de puestos europeos en liga.

Otra cosa es la Champios League. Esta claro que este año la competición se la van a llevar Real Madrid o Barcelona, igual que está claro que ambos van a disputar la final. Ojalá me equivoque y el fútbol europeo no sea un fiel reflejo del fútbol español, pero mucho me temo que tampoco en Europa va a haber quien les plante cara a estos dos colosos. Que nadie se equivoque, que yo quiero que un equipo español gane la máxima competición europea, pero un poquito de competencia siempre viene bien, para que no nos durmamos en los laureles.

Ayer decía alguno que les estamos dando más carnaza a los famosos guiñoles franceses. Pues me da a mi que se van a hartar. De nuevo viene al pelo esa expresión de reciente cuño que dice: "hola, soy español, ¿a qué quieres que te gane?".