Los alumnos... envejecen en España

Castilla y León da el pistoletazo de salida a la Selectividad el próximo 13 de junio

Los nuevos licenciados entre 31-40 años se sitúa en el 12%, un 30% más que el curso anterior, un 96% más que hace 5 años y casi el doble que hace 10 años.

Proliferan los universitarios que inician su formación en plena madurez; amas de casa, trabajadores e inmigrantes de más de 30 años llenan las aulas en la temporada 2013/2014 afirma el Director de IMF Business School

 

En los últimos años ha incrementado la edad de graduación entre los alumnos de las universidades españolas. Los nuevos licenciados entre 31-40 años se sitúa en el 12%, un 30% más que el curso anterior, un 96% más que hace 5 años y casi el doble que hace 10 años; según datos del último informe anual universitario del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

 

Además, los mayores de 40 años representan ya el 6% del total de graduados, lo que supone un incremento del 49% en el último año de estudiantes de estas edades, un 129% en los últimos cinco años y se ha multiplicado por más de 4 veces en los últimos 10 años.

 

Un cambio en el promedio de edad de graduación que viene precedido por la tendencia de comenzar los estudios universitarios de postgrado más tarde. De hecho, los estudiantes universitarios mayores de 30 años se han incrementado en un 30% en los últimos 5 años y un 83% en los últimos 10 años, hasta situarse en el 18,5% del total de estudiantes matriculados, según el último informe del Sistema Universitario Español.

 

Factores coyunturales como el paro, los despidos y la alta competencia profesional provocan que exista un número creciente de españoles que opten por empezar a formarse en plena madurez, afirma Carlos Martínez, Director de IMF Business School y asesor de empresas del IBEX 35 quien confirma la tendencia; hemos comprobado cómo crecen cada vez más las solicitudes por parte de personas mayores de 40 años.

 

El alumno del siglo XXI ya no es únicamente el de un joven de 20 a 25 años, en la actualidad proliferan otros perfiles y minorías educativas como extranjeros, inmigrantes residentes en España o padres de familia con hijos a su cargo en busca de un futuro mejor. Vivimos un proceso de democratización de los entornos formativos; ser un jubilado o una madre de familia ya no son desventajas para estudiar un master o una carrera ya que Internet compatibiliza el tiempo con las obligaciones familiares o profesionales de cada estudiante.