Los alumnos del Colegio Reina Fabiola aprenden autoprotección contra incendios con una jornada formativa y un simulacro de evacuación

Dentro de la Semana de Prevención de Incencios, 4 colegios abulenses, entre ellos 33 alumnos  del Reina Fabiola de 4º y 5º de Primaria han recibido esta mañana una charla formativa para la autoprotección de manos de Cuerpo de Bomberos de Ávila. Posteiormente, los 200 escolares del centro han realizado un simulacro de evacuación

Comenzaba hoy lunes, dentro de la Semana de Prevención de Incendios, las charlas formativas y los simulacros de evacuación en los colegios de la capital. En total serán 873 los escolares que participen en esta actividad, de los 16 colegios abulenses.

 

Esta mañana, la actividad se ha realizado en cuatro colegios, uno de ellos el Reina Fabiola donde dos miembros del Cuerpo de Bomberos de Ávila han impartido una clase teórica para la autoprotección de incendios a 33 alumnos de 4º y 5º de Primaria, proporcionándoles además material educativo, y posteriormente, junto al jefe de Bomberos, Alfredo Delgado, y la participación activa de profesores y de la directora del centro, Carmen Velázquez, han procedido a la realización de un simulacro de evacuación.

 

El teniente de alcalde, José Francisco Herández, y la concejala de Accesibilidad, Noelia Cuenca, han querido visitar a los niños del Colegio Reina Fabiola y compartir con ellos esta experiencia.

 

Un actividad muy importante para los escolares, ya que "éstos son la correo de transmisión de la información que se les transmite en estar jornadas, en sus casas y entre aquellos que les rodean. Con este tipo de actividades los niños comienzan a estar formados para evitar situaciones de riesgo, fundamentales para reducir el número de accidentes e intervenciones", manifestaba José Francisco Hernández.

 

Una acción que además de ser formativa es lúdica, ya que los "niños se divierten a la vez que aprenden. Desde esta mañana estaban todos muy nerviosos sabiendo que venían los bomberos y que iban a poder estar con ellos", declaraba, Carmen Velázquez, directora del Centro.

 

"Los niños han sido muy participativos. Formándolos desde pequeños conseguimos en su época adulta sepan enfrentarse a situaciones de riesgo realacionadas con el futuro", ha dicho el jefe de Bomberos, Alfredo Delgado, quien además ha explicado cómo se realizan estos simulacros (que anualmente deben realizar todos los centros, siguiendo el Plan de Evacuación que les proporciona la Consejería de Educación). "Deben agruparse y salir pegados contra la pared a un lugar seguro pero lo más alejado del edificio, el mejor lugar es el patio, proque si se les sacara a la calle alguno podría perderse. Los profesores deben comprobar que no queda nigún niño en las aulas, y una vez controlados todos deben organizarlos en fila en el patio para asegurarse de que no falta ninguno".

 

Una experiencia altamente positiva, que se realizará en el resto de los colegios de la capital a lo largo de toda la semana, y que ha sido organizada por el Consitorio, Bomberos de Ávila, Fundación Mapfre y la Asociación de Técnicos de Bomberos.