Los alcaldes socialistas del Valle de Amblés acusan a Antolín Sanz de mentir, puesto que siguen con cinco médicos

El alcade de Solosancho, Benito Zazo, considera que la “metira” de Sanz, “proclamando el pasado 30 de enero, que el 1 de febrero el Área de Salud de Muñana recuperaría sus ocho médicos”, ha salido a la luz, tan sólo 15 días después, cuando la Consejería de Sanidad ha anunciado el pasado jueves, que la dotación sanitaria para esta zona es de cinco médicos.

“El presidente de los populares de Ávila, Antolín Sanz, nos ha tomado el pelo a todos los abulenses en general, y a los vecinos del Valle Amblés en particular, tras el hachazo que hemos sufrido por parte de la Consejería de Sanidad, reduciendo nuestra dotación sanitaria a cinco médicos titulares”, manifestaba esta mañana Benito Zazo en rueda de prensa, junto a Tomás Blanco, portavoz del PSOE en Ávila, y Miguel Moldeón, alcalde de La Hija de Dios.

 

“Sanz ha quedado en evidencia tras conocerse el acuerdo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, el pasado jueves, que desmiente lo anunciado el presidente de los populares el 30 de enero, cuando dijo que Muñana recuperaría sus ocho médicos el 1 de febrero”, añadía Zazo.

 

Tan sólo quince días después la Consejería de Sanidad ha hecho público que la dotación santiaria para el Área de Salud de Muñana es de cinco médicos.


“Por tanto se consolida oficialmente la reducción del 37,7% de los médicos de la Zona de Muñana en tan sólo dos años”, proseguía el alcalde de Solosancho.

 

Asimismo, Benito Zazo, acusa a Sanz de metir “sabiendo que lo hacía”, puesto que “en la resolución de la Gerencia de Atención Primaria – de la que Zazo afirma aún no tener copia-, se recogía que quedaban adcritos al Área de Salud de Muñana tres médicos de la provincia, pero sólo para atender las guardias, las vacaciones, permisos o bajas de enfermedad. Pero manteniendo las cinco plazas de médicos titulares y no ocho”.


Finalmente, Zazo anunciaba que los alcaldes socialistas del Valle de Amblés no se van a quedar con los brazos cruzados ante “este hachazo que hemos sufrido por parte de la Consejería de Sanidad”.