Los alcaldes del Valle Amblés en pie de guerra para recuperar sus ocho médicos

Tomás Blanco, Benito Zazo y Amador García

Esta zona de la provincia de Ávila, que cuenta con más de 3.200 habitantes, repartidos en 15 municipios y 28 localidades, ha visto reducido en un año su número de médicos en un 50% a “nivel práctico”, incluso antes de entrar en vigor el anunciado recorte del Consejero de Sanidad de prescindir de 259 plazas de médicos rurales en Castilla y León, algo a lo que se oponen frontalmente y por lo que piensan luchar hasta las últimas instancias.

Así lo anunciaba esta mañana Benito Zazo, alcalde socialista de Solosancho, junto al alcalde de Villatoro, Amador García, y el portavoz del PSOE en la Diputación Tomás Blanco.

 

En palabras de Zazo, la zona de el Valle Amblés o área de Salud de la Muñana ha visto que tras la jubilación de tres de sus médicos, y al no reponerse estas plazas, la plantilla se ha reducido a 5 profesionales para una población de más de 3.200 habitantes. Algo que aún es más preocupante, cuando actualmente si un médico hace guardia al día siguiente no trabaja, por lo que cuentan con uno menos, de ahí que hablen de un pérdida del 50%  “a nivel práctico”.


Preocupación en toda la zona según el alcalde de Solosancho, que cuenta con el apoyo de todos los alcaldes -excepto uno que aún tiene que hablar con sus concejales- de distintos grupos políticos, para solventar esta situación, y conseguir que la Junta de Castilla y León reponga la totalidad de los médicos con los que contaban en una zona, que además tiene 403 kilómetros cuadrados de extensión, 26 consultorios, un pésima climatología y una población muy envejecida que obliga a los médicos a realizar las visitas a domicilio.

 

Reducción, manifestaba Zazo, que se ha llevado acabo incluso antes del anunciado recorte del Consejero de Sanidad, de eliminación de 249 plazas de médicos rurales en toda la región.

 

Por este motivo, desde los distintos ayuntamientos están recabando apoyos para un manifiesto redactado en común, en el que piden que la zona del Valle Amblés vuelva a tener sus ocho médicos, que por todas las condiciones anteriormente mencionadas “son más que necesarios”. A éstas hay que añadir, matizaba el alcalde de Villatoro, que a partir de mayo el número de desplazados aumenta sustancialmente, cuestión que también hay que tener en cuenta.

 

Asimismo, están dando a conocer esta denuncia a través de los medios de comunicación y reuniones vecinales, y han pedido una reunión con el Consejero de Sanidad, que tenía que haber tenido lugar hoy, pero que se ha aplazado, sin “saber los motivos”.

 

Estas son las acciones que están llevando a cabo en lo que han denominado Primera Fase, que tiene como plazo final el 31 de enero. A partir de ese momento, si no ha habido respuestas ni cambios, comenzarán encierros de cargos políticos en el Centro de Salud de Muñana, así como concentraciones y caceroladas en la Gerencia de Atención Primaria de Ávila.

 

Por su parte, Tomás Blanco ha anunciado que su grupo llevará a la próxima Junta de Gobierno de la Diputación -que tendrá lugar el lunes día 3 de febrero- la petición de apoyo y aprobación del manifiesto redactado por estos ayuntamientos, y que el presidente de la Diputación, Agustín González, se ponga al frente de esta reivindicación para la reposición de médicos en el Área de Salud de Muñana.