Los alcaldes de tres municipios de Ávila conocen la reordenación de las unidades veterinarias

El secretario general de Agricultura y Ganadería, Juan Zapatero, explica a los representantes de Candeleda, Navaluenga y Las Navas como quedan reestructuradas las unidades veterinarias de la provincia de Ávila. El número de unidades pasa de trece a diez pero los ganaderos no tendrán que desplazarse, ya que el 90% del trabajo de los veterinarios es de campo en las propias instalaciones

El secretario general de la Consejería de Agricultura y Ganadería, Juan Zapatero, se reúne con alcaldes de Candeleda, Las Navas del Marqués y Navaluenga para explicarles de primera mano el proyecto de reordenación de las unidades veterinarias existentes en la provincia de Ávila. “No se trata de un proyecto cerrado y no hay un plazo definitivo para su implantación, estamos abiertos al diálogo y por eso estamos manteniendo un dialogo abierto con el sector ganadero y con los alcaldes de toda Castilla y León”.

 

En dichas reuniones desde la Junta de Castilla y León se está explicando el objetivo de dicha reestructuración, “que no es otro que hacer a las unidades veterinarias más competitivas, dando un mejor servicio a los ganaderos”. Para ello se ha elaborado un estudio amplio, “por el número de horas dedicado y por los datos y variables obtenidos”, analizando la realidad del sector agrario y ganadero en toda Castilla y León, el número de explotaciones existentes y el número de animales vivos, “tiendo en cuenta las unidades epidemiológicas existentes y las restricciones al movimiento de animales vivos”.

 

Estos cambios no implican “la perdida se servicios en el medio rural, y no se va a cerrar ninguna unidad veterinaria, se van a seguir dando los mismos servicios en los mismos sitios”. El cambio se realizará en cuanto a los horarios y a los días de servicio, “no se dará servicio todos los días en las unidades veterinarias, pero hay que tener en cuenta que el 90% del trabajo de los veterinarios se realiza fuera de la oficina, en las explotaciones ganaderas”.

 

Por su parte, el director general de producción agropecuaria y desarrollo rural, Jesús Gómez, ha señalado que en Ávila existen actualmente cuarenta y ocho unidades epidemiológicas, y que el movimiento de los animales como marca la normativa europea hacía que se tuvieran que mover los animales dos veces al año para esos análisis. En Ávila, en los últimos cinco o seis años, “se ha mejorado mucho el estatutos sanitario permitiendo a los ganaderos realizar una única vuelta, con el consiguiente beneficio para el ganadero”.

 

Además, en estos cambios señalo Gómez que se ha tenido muy en cuenta las especificidades de la ganadería trashumante en Ávila, “llegando a un acuerdo con el Ministerio y la Junta de Extremadura para tener un trato diferente, reduciendo la carga burocrática”. Además, la normativa europea no había contemplado determinados aspectos de este tipo de ganadería y se está trabajando en ello.

 

Según los cambios previstos por la Junta la unidad veterinaria de Candeleda se sumaría a la de Arenas de San Pedro, la de Las Navas del Marqués a Cebreros y la de Navaluenga a la del Barraco. Pero no se va a reducir el número de veterinarios, que en la provincia de Ávila es de cuarenta personas; mientras que en toda Castilla y León prestan sus servicios 302 y están todas las plazas cubiertas, incluso con interinos, y no se van a reducir. En toda Castilla y León hay ciento tres unidades veterinarias, en Ávila trece que pasarán a ser diez.

 

Las reuniones con los alcaldes, según Juan Zapatero, están siendo positivas en términos generales, aunque a veces sus puntos de vista no coinciden con la administración autonómica ya que “nosotros velamos por el conjunto de la comunidad y para ellos su preocupación es su pueblo”, pero “los cambios que estamos haciendo no suponen dejar de prestar servicios y será un beneficio para el ganadero”.

 

En total en toda Castilla y León se van a fusionar veintinueve unidades veterinarias que afectan a algo más de 2.000 municipios, por las características de nuestra comunidad.