Los adolescentes que más usan el ordenador tienen los huesos más débiles

Ordenador, portátil

Los niños y adolescentes que pasan más tiempo delante de la pantalla del ordenador o de la televisión desarrollan huesos más débiles, según un estudio del University Hospital of North Norway (Noruega).

La fisioterapeuta del University Hospital of North Norway y autora de la investigación, Anne Winther, ha afirmado que se ha encontrado "una relación entre un mayor tiempo delante de una pantalla y una menor densidad ósea en los chicos. No podemos establecer una relación de causalidad directa por el diseño de este estudio, pero el tiempo que se pasa delante de la pantalla es un indicador de un estilo de vida que tiene un impacto negativo en la desarrollo de masa ósea".

 

El estudio, realizado con una muestra de 316 chicos y 372 chicas entre los 15 y los 19 años, revela que aquellos que pasan desde dos hasta más de seis horas delante de una pantalla suelen pesar más que aquellos que pasan menos tiempo viendo la televisión o utilizando el ordenador.

 

La investigación también mostró que los chicos suelen pasar más tiempo delante de una pantalla, con una media de cinco horas frente a las cuatro horas de las chicas. Además, las chicas que pasan más tiempo frente a la pantalla tienen una mayor densidad mineral ósea que los chicos que pasan las mismas o más horas.

 

Los jóvenes participantes tuvieron que registrar cuántas horas por día pasaban frente al ordenador, viendo la televisión o DVDs durante los fines de semana y cuánto tiempo realizaban actividades sedentarias, caminaban, utilizaban la bicicleta o participaban en actividades deportivas de ocio cada semana. Para medir su densidad ósea se utilizó un escáner que recogió los datos de la densidad mineral ósea de la cadera, la cabeza del fémur y otras partes del cuerpo que son "indicadores importantes del riesgo de fractura", ha explicado Winther.

 

Otro de los aspectos destacados de este estudio es que, como ha explicado Winther, "la perjudicial relación entre el comportamiento sedentario de pasar mucho tiempo frente a la pantalla y la densidad de masa ósea en los chicos se mantenía durante dos años".

 

La doctora de Endocrinología Pediátrica de la Standford University Medical School (EEUU), Laura Bachrach, ha señalado que aunque el estudio se centra en adolescentes mayores, el impacto de la vida sedentaria es más importante entre los 9 y los 15 años. El desarrollo de los huesos es especialmente importante "desde que nacemos hasta cerca de los 20 años, porque es cuando se está formando la estructura de la vida, en términos de geometría y densidad de los huesos", ha añadido.

 

Bachrach también ha apuntado que "el estilo de vida de la gente joven de hoy en día frente al de hace 40 o 50 años está aumentando el riesgo de carecer de un sistema óseo robusto durante la edad adulta". Para mejorar los hábitos de salud y fortalecer los huesos, el American College of Sports Medicine recomienda que niños y adolescentes realicen entre 10 y 20 minutos de gimnasia, carrera, saltos u otros ejercicios que requieran soportar peso al menos tres días a la semana.