Los adolescentes gastan cuatro veces más de lo que ingresan

La paga media mensual es de 40 euros, y gastan en torno a 150 euros.

Keepunto.com ha trazado la Radiografía del Consumidor Adolescente de nuestro país. Esta radiografía se basa en diversos estudios recogidos en el prólogo del estudio “Adolescentes 2013: hacia una correcta formación y autonomía en el consumo”, elaborado en la cátedra de Keepunto con la Universidad Complutense de Madrid, y que se articula en la premisa de la “cultura del esfuerzo” a inculcar en los adolescentes.

 

Los jóvenes españoles de 14 a 24 años reciben, de media, una paga mensual de 40 euros, pero su gasto se sitúa en los 150 euros al mes en ropa, alimentación y tecnología, principalmente. Además, seis de cada diez adolescentes participan activamente en la compra de alimentación y productos del hogar, e influyen en la toma de decisiones de las compras familiares.

 

Solo el 19 por ciento de los adolescentes incluidos en el estudio compagina estudios y trabajo, de forma que el 70 por ciento depende económicamente de su familia.

 

A la hora de comprar ropa, los jóvenes se inclinan principalmente por los productos de marca, que ayuda a reforzar el sentimiento de pertenencia a determinados grupos. No obstante, son infieles hacia las marcas, y esta tendencia va desapareciendo a medida que encuentran una marca que les satisface.

Además, el consumo se diferencia según el sexo. Así, las chicas compran productos que les permitan diferenciarse, incluyendo productos de decoración para sus habitaciones. También centran su consumo en la formación y aspectos relacionados con el estudio y el conocimiento. Por su parte, los chicos compran para parecerse al resto, y prefieren bienes que les proporcionen movilidad, centrando su consumo en productos necesarios para trabajar.

 

Los adolescentes españoles quieren ser mayores de lo que son, y eso se refleja en sus hábitos de consumo. La diferencia entre su edad real y ala que aspiran a tener va disminuyendo con el paso del tiempo, estancándose en los 20 años.