Los abulenses forman una multitudinaria cadena humana contra el cáncer de mama

Aspecto que presentaba el paseo del Rastro, lleno de gente formando la cadena humana. / Foto: Antonio S. Sánchez
Ver album

Unos 1.500 abulenses llenaron de color rosa el trayecto que va desde la puerta del Alcázar de la Muralla hasta la puerta de la Malaventura, como apoyo a la lucha contra esta enfermedad, en un acto convocado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), que ha superado todas las previsiones.

Algo más de 1.500 personas se unieron en Ávila para festejar el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, creando una gran cadena humana de un kilómetro y medio aproximadamente que se extendió desde la puerta del Alcázar de la Muralla hasta el arco de la Malaventura, adornada además con un intenso color rosa de unos globos que repartió entre los participantes la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

 

Desde la asociación se había convocado esta iniciativa bajo el lema “Abraza la Muralla, abraza la vida” para manifestar apoyo y entregar fuerza a todas las personas afectadas por el cáncer de mama y a sus familias y los abulenses han cumplido y han mostrado su concienciación superando todas las expectativas de los organizadores que, en un principio, tenían pensado que la cadena uniera las puertas del Alcázar y del Rastro.

 

José Ignacio Paradinas, presidente de la Junta Provincial de Ávila de AECC, destacó que “la respuesta de la gente ha sido espectacular” y “ha sido un éxito para ser la primera vez que lo hacemos y que ha superado todas nuestras expectativas”. Paradinas también apuntó que “este día es fundamental para decir a todos los pacientes de cáncer de mama y a sus familiares que estamos con ellos, que queremos reír, sufrir y estar con ellos, acompañarlos y sentirnos solidarios con ellos”.

 

Por su parte, el alcalde de Ávila, Miguel ángel García Nieto, que también ha participado junto a otros concejales, destacó  el “raudal de solidaridad que los abulenses demuestran siempre que hace falta cuando hay una causa justa como esta” y deseó que “algún día se pueda completar el anillo completo de dos kilómetros y medio que tiene la Muralla”.