Los abogados de Raquel Gago pedirán la próxima semana la libertad para la policía imputada en la muerte de Carrasco

Creen que las declaraciones de los testigos "mejoran la situación" de su defendida "día a día".

El letrado de Raquel Gago, la agente de policía local imputada por la muerte a tiros de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha asegurado que las declaraciones de los diferentes testigos que se han desarrollado durante las jornadas del jueves y del viernes, "mejoran la situación de Raquel día a día".


Así lo ha explicado el abogado Fermín Guerrero que ha manifestado que la jornada de hoy, en la que han declarado dos inspectores de la Policía Nacional de Burgos y el primer letrado que atendió a Montserrat González y Triana Martínez González, ha transcurrido "según lo previsto".

Además, Guerrero cree que se "está llegando al final la situación de prisión provisional para Raquel" y que en la próxima semana solicitará de nuevo la libertad de su defendida, al tiempo que se ha mostrado convencido de que "en esta ocasión saldrá bien".

La ronda de pruebas testificales ha comenzado pasadas las 10.40 horas de este viernes en el Juzgado de Instrucción número 4 de León, aunque estaba prevista para las 10.00 horas.

El primero en prestar declaración ante la juez que instruye el caso ha sido el primer letrado que atendió a Triana Martínez y su madre Montserrat González tras ser detenidas, poco después de que presuntamente Montserrat tiroteara a Isabel Carrasco en una pasarela del centro León.

Tras prestar declaración a lo largo de una hora, ha sido el turno de los dos agentes, ambos inspectores de la Policía Nacional de Burgos, y que se encontraban presentes en el momento en el que Montserrat González confesó ser la autora de los disparos que acabaron con la vida de Carrasco.

Estas tres declaraciones que se han desarrollado este viernes han sido solicitadas por la defensa de Montserrat González y Triana Martínez.

Se trata de la segunda ronda prueba de testificales que se realiza en los últimos días, ya que el jueves fueron llamados a declarar en calidad de testigos dos amigas de Raquel Gago y el controlador de la ORA con el que se encontró con la policía local momentos después del tiroteo que causó la muerte a Isabel Carrasco.