Los 169 despedidos de Formica tendrán una indemnización de 50 días por año trabajado

Los juzgados de Bilbao han acogido este jueves la formalización del acuerdo que pone fin al conflicto de Formica, después de que los trabajadores hayan aceptado la última propuesta de la empresa, que elevaba a 50 días por año trabajado la indemnización prevista para los 169 despidos que contempla el ERE de extinción para la planta de Galdácano (Vizcaya).



BILBAO, 13 (EUROPA PRESS)



En un comunicado de prensa, ELA ha admirado el "valor" que, en todos los conflictos, "y en especial en éste, tiene la lucha colectiva organizada".

El sindicato ha asegurado que la reforma laboral "pone a los pies de los caballos", entre otros muchos, a los trabajadores de empresas multinacionales, "en las que el máximo beneficio económico es su razón de ser, por encima de las personas". "Es otra cara más del neoliberalismo tan despiadado y caníbal que estamos sufriendo", ha añadido.

ELA ha señalado que el último planteamiento de indemnización de la empresa, que "triplica" el mínimo legal establecido en la Reforma Laboral, se produce en un contexto en el que la lucha de los trabajadores de Formica "ha sido clave y ejemplar".

El sindicato ha indicado que han sido varios meses de huelga indefinida y un trabajo sindical de "socialización del conflicto impecable", que ha dado como resultado "las mayores movilizaciones sociales de las últimas décadas en Galdácano".

A ello, ha añadido el trabajo de "presión" a las instituciones para que intervengan ante la "destrucción indiscriminada" de puestos de trabajo y un "trabajo jurídico que ha obligado, junto con todo lo anterior, a que la empresa, una vez leída nuestra demanda, haya realizado este planteamiento económico, que supera cualquiera de sus previsiones".

Por último, el sindicato ha querido hacer "un especial homenaje" a la lucha de los trabajadores que han estado encerrados en la planta cerca de 100 días. "Días duros y noches largas. Un ejemplo", ha agregado.

La empresa, que pretende cerrar su planta de Galdácano (Vizcaya), presentó un ERE de extinción de 169 trabajadores, de los que ya se han ejecutado alrededor de 130.

Los representantes de la dirección les trasladaron el pasado 5 de diciembre una nueva propuesta que ofrece indemnizar a los despedidos con 50 días por año trabajado, con un máximo de 36 mensualidades y un mínimo de 25.000 euros para quienes no cuenten con la antigüedad suficiente para alcanzar esa cantidad. Asimismo, se prevé un año más de cotización para los mayores de 55 años.

Los vinculados a la fábrica por contrato de relevo, a los que correspondería ocho días de indemnización por año, también se podrían acoger a la indemnización ofertada.