Lorenzo busca el 'hat-trick' para no dejar escapar a Pedrosa y Márquez

(Foto: E. P.)

El piloto español y actual campeón del mundo de MotoGP, Jorge Lorenzo (Yamaha), afronta necesitado el Gran Premio de Italia, quinta prueba del año del Mundial, y acude al circuito de Mugello en busca de evitar la escapada de sus rivales del Repsol Honda.

Después de cuatro carreras en la categoría 'reina', Pedrosa domina con cierta autoridad el campeonato con 83 puntos, aventajando en seis a su compañero de equipo, y ya con una relativa buena ventaja sobre el balear de 17 puntos, lo que obliga a este a volver a aliarse con un trazado 'amigo' tanto para él como para Yamaha.


Y es que la escudería del 'diapasón' ha sido la gran dominadora en los últimos años en el trazado de Mugello donde, desde 2004 (Valentino Rossi), sólo se le ha escapado la victoria en 2009, cuando ganó la Ducati de Casey Stoner, y en 2010, cuando se impuso Pedrosa, en lo que es la única victoria de Honda en ese periodo de tiempo.

A esta buena estadística a la que se puede agarrar Lorenzo se le une el dato de que se ha impuesto en las dos últimas visitas al circuito italiano, donde espera poder desquitarse del mal fin de semana en Francia, donde sólo pudo ser séptimo, aunque su primer mensaje ha sido el de mantener la tranquilidad.

Sin embargo, el mallorquín sabe que no puede volver a quedarse a la estela de las Hondas, que tras ver cómo en la primera cita, en Losail (Catar), mandaban las 'M1' de Yamaha, han dado la vuelta a la situación y se han impuesto en las tres últimas carreras, donde los mejores resultados del actual campeón del mundo han sido sendos terceros.

Y de este potencial quiere sacar el máximo beneficio los pilotos del equipo Repsol, sobre todo Dani Pedrosa, que ha dado la vuelta a su mal inicio, donde fue cuarto, para convertirse en el nuevo líder del campeonato tras sus dos autoritarias victorias consecutivas en Jerez de la Frontera y Le Mans.

El de Castellar del Vallés ha dejado así claro quién es el jefe de filas en el equipo, pese a que su compañero, el 'rookie' Marc Márquez, le sigue de cerca y continúa siendo una 'amenaza' para escaparse en la general. El triple campeón del mundo, que ha ganado ocho de los últimos Grandes Premios, ya ganó en Mugello en 2010 por delante de Lorenzo, pero no es un circuito donde haya logrado grandes resultados.

El de Cervera, por su parte, buscará recuperar el liderato que ostentó tras su histórica victoria en Austin (Estados Unidos) en un circuito que no le trae malos recuerdos ya que se impuso en Moto2 en 2011 y 2010, aunque el año pasado sólo pudo ser quinto. El ilerdense le ha tomado el pulso a la categoría y puede presumir de momento de ser el único del cuarteto inicial de aspirantes que no se ha bajado del podio en ninguna de las carreras.

La otra Yamaha, la del italiano Valentino Rossi, espera resurgir y volver a pelear por el cajón ante su entusiasta público, al que ha brindado nueve triunfos en su carrera, siete en la categoría 'reina', mientras que el británico Cal Crutchlow (Yamaha) querrá refrendar su mejoría y que puede ser una alternativa a los 'primeros espadas' tras su brillante segunda plaza en Le Mans.

Por su parte, el español Álvaro Bautista (Honda), en una carrera especial también para el equipo de Fausto Gresini, intentará mejorar la sexta plaza, su posición en tres de los Grandes Premios de esta temporada, aunque en Mugello nunca ha estado a buen nivel en MotoGP.

RABAT Y ESPARGARÓ BUSCAN REENGANCHARSE

En Moto2, la cita italiana se presenta como clave para las aspiraciones españoles a relevar en el palmarés de la categoría a Marc Márquez, después de un infausto Gran Premio de Francia, donde lo más positivo fue la octava plaza de Julián Simón (Kalex).

Así, el más reforzado de la imprevisible y caótica carrera de Le Mans fue el británico Scott Redding (Kalex), ganador y que gracias a su regularidad, con tres podios y un quinto puesto (Las Américas), manda ya con cierta claridad en la general con 76 puntos, 24 más que Esteve Rabat (Kalex).

Este y su compañero Pol Espargaró fueron los más perjudicados hace dos semanas cuando se tocaron en las primeras vueltas y se fueron los dos al suelo, lo que se tradujo en un siempre negativo 'cero', más en el caso del actual subcampeón del mundo, que ya lleva dos tras el de Austin y se encuentra a 35 puntos de Redding, por lo que su necesidad es todavía mayor.

Finalmente, en Moto3, la categoría donde los españoles están abusando de su dominio, Maverick Viñales (KTM) intentará escaparse en una clasificación general que domina con relativa comodidad tras encadenar dos victorias consecutivas.

El de Roses parece dispuesto a demostrar este año que es el gran favorito para el entorchado y, de momento, no está fallando sumando otros dos segundos puestos en unas carreras que están siendo muy apretadas y donde, de momento, los pilotos nacionales sólo han dejado un podio a otra nacionalidad, al alemán Jonas Folger (KTM), tercero en el Gran Premio de España.

Así, el germano intentará inmiscuirse en la batalla que se presenta entre Viñales, Luis Salom (KTM), tercero en Le Mans pese a una dura caída en los entrenamientos que le impiden estar al cien por cien y que está a 13 puntos del liderato, y Alex Rins, del Team Estrella Galicia, tercer clasificado del campeonato a 29 puntos del gerundense.