Londres transforma sus cabinas rojas en estaciones de carga de móviles

Las clásicas cabinas de Londres se adaptan a los tiempos modernos para volver a ganar utilidad. En concreto, una iniciativa está transformando las cabinas en centros de recarga para teléfonos móviles, que permitirán a los usuarios disponer de batería extra de forma gratuita.

Los dispositivos móviles han provocado que las cabinas telefónicas pierdan vigencia. En la actualidad cada vez es más raro ver teléfonos de ese tipo y los usuarios se han acostumbrado a utilizar sus móviles si precisan de llamadas en la calle. Ese cambio ha hecho que las clásicas cabinas rojas de Londres corran cierto peligro de extinción, pero se ha buscado una solución para que sigan siendo útiles.

 

La idea es transformar las cabinas en puntos en los que recargar los teléfonos móviles. Así, las cabinas siguen siendo puntos donde utilizar el teléfono, pero de una forma totalmente distinta.

 

La propuesta emplea paneles solares para la obtención de la energía, de manera que se respeta el medio ambiente.

 

Según la BBC, cada nueva cabina es capaz de recargar 100 móviles al día y permite disponer de aproximadamente un 20 por ciento de batería en los teléfonos con 10 minutos de carga.

 

Durante ese tiempo, los usuarios ven publicidad a través de un monitor, que es la fuente de financiación para el mantenimiento de estas "neoclásicas" estaciones de carga.

 

La idea renueva el concepto de cabinas y mantiene su diseño tradicional, perpetuando y dando utilidad a uno de los elementos más populares de Londres. Como aspecto diferenciador, estas cabinas están cambiando el color rojo tradicional por uno verde, de manera que se puedan identificar rápidamente y que se incida en la defensa de energías renovables. Por el momento esta iniciativa se ha puesto en marcha con seis cabinas, pero puede crecer y conseguir ser una referencia.