Localizado sano y salvo el último español al que aún se buscaba tras los atentados de Bruselas

El ciudadano español al que seguían buscando los servicios de emergencia consular tras los atentados de Bruselas fue localizado este martes, "en perfecto estado y en Madrid", según ha avanzado el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo.

En una entrevista en Antena 3, Margallo ha explicado que este tipo de casos se da con relativa frecuencia en situaciones de emergencia, porque se reciben multitud de llamadas de gente que pregunta por allegados que sospecha podrían estar en la zona.

Con motivo de los atentados del 22 de marzo en Bruselas el Consulado español en Bélgica y la Unidad de Emergencia Consular en Madrid recibieron más de 3.000 llamadas, ha puntualizado.

Ocho días después de los atentados, el balance de españoles afectados por las bombas es de nueve heridos, de los que seis ya han recibido el alta hospitalaria. Los terroristas suicidas causaron la muerte a 32 personas.

Margallo ha elogiado el trabajo de los servicios consulares y especialmente a la cónsul adjunta, Rosario Bernal, que se encontraba en el tren siniestrado en la estación de Metro de Maelbeek, "afortunadamente en un vagón relativamente lejano".

Según ha relatado, él la llamó por teléfono tras conocer las explosiones en el aeropuerto y, para atender su llamada, Bernal bajó del metro en el que estaba en la estación de Schuman, la anterior a Maelbeek. Después se metió en otro tren, que fue el que sufrió el atentado. "Salió con la conmoción que se pueden imaginar, pero no se fue al hospital ni a su casa, fue a trabajar", ha destacado.

QUEJAS DE ESPAÑOLES

El ministro en funciones ha admitido que hubo quejas por parte de españoles porque no se les facilitaban billetes de avión para salir del país --el aeropuerto de Bruselas está cerrado pero no han dejado de funcionar los de Charleroi y Amberes--.

No obstante, ha explicado que en una crisis como esta lo primero es comprobar si ha habido muertos y atender a los heridos, y después ver cómo se facilita el regreso de los españoles, y en todo caso "es obvio" que el Consulado y la Embajada no pueden pagar el billete a todos los españoles que estaban en ese momento allí.

En cambio, Margallo ha asegurado que no le constan quejas de la comunidad española en Pakistán después del atentado en la ciudad de Lahore, que causó más de 70 muertos.

El ministro en funciones ha recomendado a los españoles que viajan al extranjero que se inscriban en los registros consulares y que consulten las recomendaciones de viaje publicadas en la web del Ministerio.