Lobo Marley acudirá a la Fiscalía de Ávila para denunciar una matanza ilegal de lobos

La asociación Lobo Marley anunció ayer su propósito de acudir a la Fiscalía de Ávila con el fin de denunciar una matanza ilegal de lobos ocurrida en diciembre de 2011, cuando se organizó una cacería con 60 puestos y en la que estarían implicadas personas relevantes del ámbito social, político y administrativo de la provincia.

Tras presentar en Bruselas casi 200.000 mil firmas de personas que se adhirieron a una campaña que pedía que cesara el exterminio de la especie en Ávila, el colectivo ha redactado una denuncia que entregará al fiscal delegado de Medio Ambiente con "datos irrefutables" sobre la ilegalidad de la referida cacería que tuvo lugar en una finca abulense.

 

   En esa fecha, se establecieron 60 puestos de caza con el pretexto de abatir ungulados y jabalí, pero la realidad, tal y como denuncia Lobo Marley a través de un comunicado, es que "en la batida no hubo reparo en disparar a aquello que se cruzara ante la mira de la escopeta".

 

   Entre otros animales, los cazadores habrían dado muerte a varios ejemplares de lobo ibérico, especie protegida al Sur del Duero, cuya caza es ilegal según la directiva europea (92/43/CEE)

 

   La asociación espera que se abran diligencias y se investigue la actuación tanto de los responsables de la organización de la cacería como de los participantes "que son, a la sazón, personas relevantes dentro de la política, la sociedad y la administración pública de la provincia".

 

   Con la presentación de la denuncia, que se hará efectiva el día 29 de octubre, la Fiscalía tiene la obligación de aclarar a la asociación, en un plazo máximo de seis meses, si ha abierto diligencias, si ha judicializado el asunto o si, por el contrario, lo ha archivado.

 

   El archivo de la causa parece descartable, a juicio del colectivo, puesto que incluso existen fotografías de los lobos abatidos con los participantes en la cacería.

 

   Asimismo, y en relación a estos hechos, Lobo Marley tiene conocimiento de que se ha abierto una investigación interna en el Servicio territorial de Medio Ambiente de Ávila y quiere averiguar, con esta denuncia, en qué punto se encuentra este expediente administrativo.

 

   Lobo Marley es una asociación presidida por el naturalista y comunicador Luis Miguel Domínguez, integrada por ciudadanos preocupados por la deriva de las actuaciones de las administraciones en cuestiones de conservación del patrimonio natural.