Lo que cubre tu seguro de hogar si pasa algo cuando estás fuera de casa

Vivienda

Buen tiempo es sinónimo de pasar más horas fuera de casa. ¿Te has planteado qué pasaría si hubiese algún desperfecto en tu casa mientras estás fuera?

Vamos a concretar qué cubren los seguros básicos de hogar y qué no en caso de que la vivienda sufra desperfectos mientras se está fuera o algún ladrón entre a robar:

 

EL SEGURO NO CUBRE A LAS MASCOTAS    

 

Aunque en los seguros básicos del hogar la póliza sí cubre los daños que una mascota pueda ocasionar a terceros por tratarse de una garantía dentro de la cobertura por responsabilidad civil del seguro, si la mascota sufre daños, del tipo que sean, mientras no se está en casa, el seguro no se hace cargo del coste que puedan acarrear.

 

Eso sí, esta cobertura, según apuntan desde Mapfre, se puede incluir en la cobertura "de forma opcional" aunque en el caso de sus pólizas tendrían una cobertura límite de 1.000 euros.

 

SI SE TE OLVIDA LA ROPA TENDIDA, EL SEGURO NO TE LA CUBRE    

 

Si tienes un olvido y dejas la ropa tendida en el exterior cuando sales de vacaciones, estas no te cubren los posibles daños que las prendas pueden sufrir por las condiciones climatológicas.

 

CUIDADO CON DEJARSE LA VENTANA ABIERTA    

 

La mayoría de las aseguradoras que trabajan en España no cubren los gastos por los desperfectos causados por la lluvia si esta penetra de manera natural en la vivienda. Es decir, por una ventana abierta. El seguro cubre lo súbito, lo impredecible, especifican desde Generali al respecto de estos posibles olvidos.

 

Por otro lado es importante destacar que algunas aseguradoras sí incluyen este tipo de cobertura siempre y cuanto la lluvia causante de los daños haya superado los 40 litros por metro cuadrado y hora.

 

LOS MUEBLES DEL JARDÍN GENERALMENTE NO ESTÁN CUBIERTOS    

 

Como en el caso anterior, los daños que pueda ocasionar una tormenta en los muebles del jardín no están cubiertos por la mayoría de las pólizas, aunque las que sí lo hacen solo cubren los daños causados por lluvia que supere los 40 litros por metro cuadrado y hora. En este caso el límite sería de 3.000 euros por siniestro.

 

LA COMIDA DE LA NEVERA, SÍ    

 

Si debido a un corte de luz, o a una avería en la nevera o el congelador, se estropea la comida que contiene, el seguro básico del hogar abonará al asegurado el coste de los mismos, eso sí, con un máximo de entre 300 y 605 euros dependiendo de la compañía aseguradora y del tipo de seguro contratado.

 

SI TE ROBAN EL PASAPORTE O EL DNI, TE PAGAN LA RENOVACIÓN    

 

En caso de que documentación personal como el documento de identidad o el pasaporte sean sustraídos de la casa mientras se está fuera de ella, será la aseguradora quien correrá con los gastos de renovación de los mismos.

 

SI TE DEJAS LAS LLAVES, TE MANDAN UN CERRAJERO    

 

Si eres de esas personas despistadas que siempre se olvidan de todo, no te preocupes. El seguro del hogar te mandará a un cerrajero y cubrirá los costes si tienes la mala suerte de dejarte en casa las llaves cuando sales de escapada.

 

TE PAGAN LA RECUPERACIÓN DE DATOS    

 

Aunque hacer copias de seguridad de los documentos importantes siempre está bien, si un corte de luz provoca un fallo en tu ordenador o tableta y esto acarrea la pérdida de datos del dispositivo, las aseguradoras indican que abonarán el coste de la reparación del sistema y el importe que cueste la recuperación de todos los datos perdidos.

 

EL DINERO Y LAS JOYAS, MEJOR EN CAJA FUERTE    

 

En caso de robo de dinero en efectivo en interior de la vivienda, las pólizas cubren generalmente hasta unos 300 euros. Por su parte, para las joyas declaradas que se encuentren fuera de la caja fuerte, las entidades solo abonarán un tanto por ciento variable de su valor, cifra que dependerá de las cláusulas de cada compañía.

 

MUDANZAS, 'MANITAS', ABOGADOS Y OTRAS COSAS QUE PUEDE CUBRIRTE EL SEGURO DEL HOGAR

 

Algunas pólizas básicas también incluyen entre sus coberturas servicios tan poco conocidos por los usuarios como el de mudanzas o el guardamaletas. Además se hacen cargo del alquiler de una vivienda semejante o los gastos extraordinarios de lavandería, cocina u hotel que se puedan ocasionar por un siniestro en el hogar.

 

Además, algunas aseguradoras cuentan entre sus cláusulas con un servicio de compensación económica si un mes la factura del agua es de una cantidad "exagerada" y se descubre que esto se debe a una avería que había pasado desapercibida hasta el momento.

 

Otras compañías incluyen en su póliza básica un servicio de manitas para realizar pequeños trabajos como colgar un cuadro, lámpara o incluso montar un mueble. Además, también cubren a sus asegurados con un servicio de asesoramiento jurídico que puede abarcar cualquier tema de la vida personal o profesional del cliente.