Llegan a Torrejón de Ardoz (Madrid) los presuntos piratas que atacaron al 'Izurdia'

Los seis presuntos piratas acusados de atacar al pesquero español 'Izurdia' en aguas del océano Índico han llegado esta tarde a la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) a bordo de un avión Boeing 707 del Ejército del Aire procedente de Yibuti y custodiados por una unidad de Policía Naval de la Armada española.
MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Los seis presuntos piratas acusados de atacar al pesquero español 'Izurdia' en aguas del océano Índico han llegado esta tarde a la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) a bordo de un avión Boeing 707 del Ejército del Aire procedente de Yibuti y custodiados por una unidad de Policía Naval de la Armada española.

Los presuntos piratas, que fueron detenidos por el buque holandés 'HNLMS Rotterdam' tras el ataque al atunero 'Izurdia' y entregados en custodia al buque de la Armada española 'Castilla', han sido trasladados a España por orden de la Audiencia Nacional. El buque holandés entregó a los piratas el pasado 24 de octubre, según informó el mando de la Operación Atalanta.

A su llegada a la Base Aérea de Torrejón, los seis presuntos piratas han sido puestos a disposición de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

El ataque se produjo el pasado 10 de octubre cuando un esquife abrió fuego sobre el pesquero de bandera española 'Izurdia', perteneciente a la compañía 'Atunsa' de Bermeo (Vizcaya). Al avistar la lancha rápida que perseguía al atunero, el patrón del barco activó el protocolo de seguridad y los agentes embarcados efectuaron disparos al aire que abortaron el ataque.

Alertadas las unidades de la Operación 'Atalanta' de lucha contra la piratería, se inició inmediatamente la búsqueda del esquife, que fue localizado a la mañana siguiente por el buque de la Armada holandesa 'HNLMS Rotterdam', participante en la operación de la OTAN 'Ocean Shield'.

El buque holandés logró detener al esquife con la acción combinada de un helicóptero y un avión no tripulado. Al verse acorralados, los tripulantes de la embarcación arrojaron al mar sus armas, entre las que pudo detectarse un lanzagranadas RPG-7.

Tras el apresamiento, pudo comprobarse que el esquife estaba ocupado por siete personas, una de ellas menor de edad, que fueron atendidas en el 'Rotterdam' y sometidas a un reconocimiento médico.

Al tener conocimiento de los hechos, el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional se declaró competente, decretando la prisión provisional comunicada y sin fianza a los seis presuntos piratas mayores de edad.

Los seis detenidos fueron transferidos desde el barco holandés al buque de la Armada española 'Castilla', que trasladó ayer a los prisioneros hasta Yibuti, para iniciar su traslado a territorio nacional a bordo del avión Boeing 707 del 47 Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire que ha tomado tierra esta tarde en la Base Aérea de Torrejón.