Libre absolución a la trabajadora de la Diputación denunciada por presunta agresión

El secretario de la Diputación Provincial de Ávila ha leído el resultado de la sentencia contra una de las trabajadoras de la institución, que ha resultado absuelta. En un primer momento comenzó siendo acusada de agresión; se modificó a intento de amenazas, para en el último momento terminar siento acusada por tentativa de coacciones
El secretario de la Diputación Provincial de Ávila ha leído parte de la sentencia de absolución de una trabajadora de la institución que fue acusada por los incidentes que se produjeron el pasado día 3 de septiembre en el vestíbulo de entrada al Torreón de los Guzmanes. Se ha leído dentro del pleno con el fin de respetar la honorabilidad de la trabajadora.

En el juicio, que se celebró el pasado día 20, saliendo la sentencia el día 21 de noviembre, se absuelve a la misma de las acusaciones de en un primer momento agresión; posteriormente fue modificada por parte de la acusación convirtiéndola en un intento de amenazas, y en el último momento se le acusaba de tentativa de coacciones.

Textualmente se afirma que “…en respuesta a las imprecaciones recibidas (llamándola ladrona y que devolviera el dinero que había robado), se encara en actitud defensiva verbalmente, sin contacto físico, y agarrando de la mano a la persona que interpuso la denuncia. Pero no existe agresión, como recogen las imágenes de las cámaras. Además una persona del control de acceso se interpuso entre ambas para calmar la situación”.

Según señala el secretario, desde un primer momento se procedió a la custodia de las imágenes de las cámaras de la Diputación, “que fueron requeridas por todas las partes y por algún partido político”, respetando en todo momento la Ley de Protección de Datos. Y en las mismas se ve, “que dista mucho la actuación de ser agresiva o coactiva”.

El portavoz del PP, Ignacio Burgos,
dijo que se “hicieron juicios de valor precipitados con afán de rédito político”. Acusó a UPyD de una salida de tono inadmisible y pidió al portavoz de IU que se disculpará; y dijo que “no es razonable un juicio paralelo”.


El portavoz del PSOE, Tomás Blanco
afirmó que como siempre hace su partido no hablan hasta que el juzgado resuelve, felicitando a la trabajadora por el resultado de la sentencia. Afirmando que “no es sólo una persecución contra una persona sino un ataque contra un sistema de funcionamiento”. Defendió asimismo el “derecho a tener personal de confianza, por la razón de ser de nuestras decisiones”.


Añadiendo que “han utilizado a una trabajadora de confianza como a la propia denunciante, y hay que poner fin a esto, en todas las líneas. Haciendo las cosas bien en cuanto al personal de esta casa. No podemos bajar la guardia porque sino hacer política no tendrá ningún valor”.

Santos Martín, de UPyD,
felicitó a la trabajadora por su absolución “porque respetamos las decisiones judiciales”, pero les dijo a PP y PSOE que no sacaran sus palabras de contexto, acusándoles de mal gusto y poca caballerosidad “utilizando la sentencia para hacer un discurso político inaceptable y de mal gusto”.


Les dijo a ambos partidos que “se apuntan el tanto, haciendo juicios de valor”. Subiendo su tono de voz remarcó que “así no vamos a acabar nunca, yo no tengo la culpa de otras cosas que se están haciendo en la casa. Y jamás vamos a acabar con lo que está pasando”.

Desde IU su portavoz, Santiago Jiménez,
felicitó también a la trabajadora y afirmó “acatar la sentencia”. Pero afirmó que no habría que haber llegado a juico. Además le dijo al portavoz del PP “que en el ruego presentado en el Pleno no afirmaba nada, que lo único que pedía era una explicación. Respeto a todas las personas y no me he ensañado con nadie”.