León, Zamora, Salamanca, Ávila y Palencia, dentro del proyecto europeo 'Life'

El Programa LIFE nació en el año 1992 y, desde entonces, es el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado, de forma exclusiva al medio ambiente, con el objetivo general de contribuir al desarrollo sostenible.

 

 

DIFUSIÓN Y EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

La divulgación de los hallazgos y los programas de educación ambiental son también pilares básicos de los programas europeos Life. Todos ellos deben completarse con jornadas de formación, programas educativos y actividades de divulgación. El Life Cipríber ya está realizando actividades en el propio centro de Galisancho y en las Casas del Parque de Alberca y Sobradillo, en Salamanca.

 

El Life Desmania incluye varias acciones de voluntariado en tramos de ríos, jornadas de formación y sensibilización, actividades para escolares y usuarios del medio fluvial, una exposición itinerante por el área Desmania y seminarios técnicos para expertos. El Life Medwetrivers contempla la campaña educativa ‘Un viaje enredado’, que se va a distribuir a todos los centros escolares de primaria de Castilla y León y se desarrollará entre los centros educativos y los equipamientos de interpretación en todos los espacios naturales protegidos de Castilla y León.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente colabora con la Unión Europea y otras administraciones y entidades en el desarrollo de tres proyectos Life denominados Desmania, Medwetrivers y Cipríber, centrados en el medio acuático y en las especies asociadas, con resultados muy satisfactorios para de la comunidad científica. Así, el proyecto Life Desmania ha redescubierto una población importante de desmán ibérico, especie que se consideraba prácticamente extinguida en el sistema central.

 

El Programa LIFE nació en el año 1992 y, desde entonces, es el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado, de forma exclusiva al medio ambiente, con el objetivo general de contribuir al desarrollo sostenible y se ha consolidado como una herramienta fundamental de la política ambiental de la UE. En estos más de veinte años, Castilla y León ha participado en más de 35 proyectos, que han supuesto una inversión superior a los 30 millones de euros.

 

Actualmente, Castilla y León está trabajando en tres proyectos europeos cuyo denominador común es el medio acuático y sus especies asociadas, con el fin de lograr una visión integradora de su gestión y conservación para hacer una planificación que reúna perspectivas naturalistas e hidrológicas. Esta visión de conjunto que persiguen los proyectos Life permitirá la recuperación de estas especies gracias a la mejora de sus hábitats.

 

Se trata de los proyectos Desmania –Mejora del hábitat del Desmán Ibérico-, Medwetrivers -Gestión y Seguimiento de Zonas Húmedas y Riberas Mediterráneas en Natura 2000- y Cipríber –Mejora de ciprínidos endémicos-,  dotados en total con 7,6 millones de euros, de los que la mitad serán aportados por la UE y el resto por las administraciones, fundaciones y empresas colaboradoras. En Castilla y León, son socios de los proyectos, además de la Junta de Castilla y León, la Fundación Patrimonio Natural, dependiente de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente; las empresas públicas Somacyl y Tragsatec; las confederaciones hidrográficas del Duero y Tajo, Fundación Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y Léon (CESEFOR) y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

 

En el Life Desmania, se han sumado también el ayuntamiento de Valencia de Don Juan y la mancomunidad de municipios del Sur de León, en un ejemplo de coordinación y colaboración entre administraciones implicadas en la gestión y conservación de los ríos y humedales.

 

LIFE DESMANIA

 

El programa Life Desmania se puso en marcha en 2012 para conocer y contribuir a la conservación del desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), un pequeño mamífero semiacuático que tiene su hábitat natural en las proximidades de ríos, torrentes y lagos en zonas montañosas y cuya supervivencia corre grave peligro. Si bien su distribución abarca desde la vertiente francesa de los Pirineos hasta Portugal, es en España donde se ubican la mayor parte de sus poblaciones.

 

El proyecto se desarrollará hasta fin de año en varias áreas de la Red Natura 2000 de las provincias de León, Zamora, Salamanca, Ávila, Palencia y Cáceres.

 

Los técnicos, agentes medioambientales y celadores de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente han analizado y prospectado en estos tres años cerca de 1.000 tramos y 5.000 kilómetros de río para localizar a la especie. Tras la evaluación detallada del hábitat fluvial y de ribera, la aplicación de protocolos estandarizados de muestreo de los excrementos del desmán ibérico y la utilización de novedosas técnicas de laboratorio, han detectado la presencia de una colonia importante en la cabecera del río Tormes, en Ávila, donde se consideraba prácticamente extinguido desde 2008, fecha de los últimos datos de presencia.

 

La comunidad científica ha recibido la noticia con gran satisfacción porque, además, la presencia de este mamífero es un bioindicador natural de la calidad y buen estado de las aguas y este “redescubrimiento” del desmán ibérico en el Sistema Central de Castilla y León podrá contribuir a sacar a esta especie de la lista roja que recoge el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

 

Algunos de los datos de las acciones relacionadas con el Life+ Desmania para recuperar la especie son las 759 muestras analizadas genéticamente, catorce jornadas de formación a 194 agentes de medio ambiente sobre el desmán y su hábitat, 28 jornadas de formación con 454 asistentes sobre disminución y control de especies predadoras del desmán, 638 visones americanos capturados, 25 jornadas de sensibilización con 1.325 asistentes, manuales divulgativos, cuentos y unidades didácticas para escolares y tres seminarios técnicos con 165 expertos.

 

LIFE MEDWETRIVERS

 

El Programa de Gestión y Seguimiento de Zonas Húmedas y Riberas Mediterráneas en Natura 2000 se desarrolla en 57 espacios ZEC y ZEPA de tipo fluvial o humedal distribuidos en las nueve provincias de Castilla y León, que suman una superficie de casi medio millón de hectáreas, un 17 % de la superficie autonómica incluida en Red Natura 2000. Uno de los objetivos del programa es realizar los instrumentos de planificación operativa para los 57 espacios Natura 2000 incluidos, que constituirán el segundo nivel de planificación para la Red Natura 2000 de Castilla y León, tras la reciente aprobación de los instrumentos de planificación estratégica que integran el primer nivel -plan director y planes básicos de gestión y conservación-.

 

Los instrumentos de planificación operativa se realizarán de forma participada y buscarán integrar las directivas comunitarias de naturaleza (Hábitats y Aves) y la directiva Marco del Agua.

 

Otras acciones del proyecto que ya han concluido o están a punto de hacerlo son la adaptación cartográfica de límites de los espacios Natura, inventarios de ciertos grupos de fauna indicadores de la calidad de los ecosistemas fluviales y humedales así como de especies exóticas invasoras, estudios de conectividad y jornadas formativas. Durante el mes de abril, se celebrará en Valladolid un seminario internacional sobre la gestión y seguimiento en ríos y humedales mediterráneos de la Red Natura 2000.

 

LIFE CIPRÍBER 

 

El programa tiene por objeto proteger y establecer un protocolo para recuperar las poblaciones de ciprínidos autóctonos endémicos de la zona suroeste de la provincia de Salamanca y conservar y restaurar los hábitats naturales en los que se encuentran cinco especies especialmente amenazadas, Chondrostoma polylepis, o boga del Tajo;rutilus lemmingii, rutilus arcasii, rutiulus alburnoides, o pardilla, bermejuela, calandino, y cobitis taenia o locha.

 

Los esfuerzos van encaminados, entre otras acciones, a mejorar las poblaciones de estas especies y desarrollar un protocolo de cría en cautividad y definir un programa de gestión piscícola e hídrica que favorezca la protección de las especies y sus hábitats. Estas labores se están desarrollando en las instalaciones que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene en la localidad salmantina de Galisancho.

 

El programa se completa con la eliminación de obstáculos en los ríos que supongan una barrera para el movimiento de los peces y con la restauración de tramos de cauce degradados por las obras.