León de la Riva asegura que el próximo Pleno municipal aprobará ceder el San Juan de la Cruz a la Seguridad Social

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado este martes que la posibilidad de permutar la parcela del antiguo colegio San Juan de la Cruz con otra de titularidad del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en el Barrio de España, se aprobará en el próximo Pleno municipal para que se pueda negociar con la Secretaría del Estado.
VALLADOLID, 20 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado este martes que la posibilidad de permutar la parcela del antiguo colegio San Juan de la Cruz con otra de titularidad del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en el Barrio de España, se aprobará en el próximo Pleno municipal para que se pueda negociar con la Secretaría del Estado.

En declaraciones recogidas por Europa Press, León de la Riva ha puesto fecha al anuncio que realizó este lunes en la Audiencia Pública celebrada en el Ayuntamiento de Valladolid a solicitud de la Asociación Vecinal de la Rondilla, que proponía junto al colectivo Acerca la cesión el inmueble para su utilización como centro sociocultural autogestionado.

El primer edil vallisoletano ha señalado, en cuanto a los plazos en los que se puede traducir este anuncio, que en el próximo Pleno municipal se aprobará la posibilidad de permutar la parcela del antiguo colegio con la Seguridad Social para que este organismo instale en ella un centro de atención al ciudadano. Una vez acordado en sede municipal, se debería llegar a un acuerdo de valoración de las parcelas con la Seguridad Social.

El alcalde ha reiterado que las gestiones para esta cesión se iniciaron ya con el ex subdelegado del Gobierno socialista Cecilio Vadillo "y aquello se paró por la consigna de alguien", de hecho ha recordado que en la Audiencia Pública celebrada ayer "una vieja luchadora política" aseguró que había sido la Asociación Vecinal la que había parado el proyecto.

León de la Riva, que ha recogido este martes el diploma que acredita a Valladolid como 'Ciudad amiga de la infancia', ha considerado que el debate en la Audiencia Pública discurrió "bastante tranquilo" pese a "un par de salidas de tono" como las de un ciudadano que, ha asegurado, denunció en su día al Ayuntamiento porque "se había caído una vez en Canterac con un bordillo".

Asimismo, ha considerado que en el acto celebrado este lunes hubo "escasa capacidad de convocatoria" por parte de la Asociación Vecinal ya que no se completó el aforo de 100 personas que había establecido el Ayuntamiento para público pese a que la agrupación dijo que "era muy escaso". "Muchas veces es más el ruido que las nueces", ha apostillado.