Las viviendas visadas en Segovia se desploman hasta 387 en 2012, el peor dato en 50 años

El Colegio de Arquitecto inicia la campaña 'Mejorando la ciudad' para promover pequeños proyectos


SEGOVIA, 19 (EUROPA PRESS)

Los arquitectos de Segovia visaron en 2012 un total de 387 viviendas, el peor dato registrado en 50 años, según ha señalado este martes el presidente del Colegio de Arquitectos, Juan Antonio Miranda.

El mínimo histórico se situaba hasta la fecha en 1964, cuando los seis profesionales colegiados visaron 554 proyectos. El pasado año, los 184 arquitectos oficiales de la provincia no sobrepasaron los 400 visados, muchos de los cuales, entre un 40 y un 50 por ciento, fueron concedidos por arquitectos de otras ciudades limítrofes como Madrid o Valladolid.

Miranda, quien ha ofrecido una rueda de prensa para abordar la actualidad del sector, ha manifestado además que en los últimos cinco años el 30 por ciento de los profesionales segovianos no ha visado ninguna vivienda, que un 20 por ciento tan sólo ha conseguido hacer entre uno y cuatro proyectos anuales y que la mitad de los 37 colegiados después de 2008 no han llegado a hacer nada.

Desde 2007, año en que estalló el 'boom' de la edificación, la situación se ha visto empeorada además por la liberalización de las tarifas, que ha hecho que los honorarios estén a la baja, una tendencia que según ha señalado el presidente no se da ni en la responsabilidad ni en el nivel de complejidad de los proyectos, que deben adecuarse al Código Técnico de la Edificación y la Ley del Ruido aprobados recientemente.

"Los arquitectos están trabajando cada vez en peores condiciones, tienen menos trabajo y más responsabilidad", se ha quejado Miranda en declaraciones recogidas por Europa Press.

El Colegio segoviano ha iniciado una campaña para reclamar atención a administraciones públicas y partidos políticos y para alertar de la necesidad de adoptar medidas que permitan a los profesionales desarrollar su carrera de manera "digna" y activa.

"Queremos llevar a las instituciones la verdad, y no la idea de que arquitecto es igual a rico, hoy la media de visados es de una vivienda al año por arquitecto, y ni siquiera es así, porque está mal repartido", ha manifestado.

En el marco de esta campaña se ha puesto en marcha el programa 'Mejorando la ciudad', que promueve concursos entre arquitectos para que aporten ideas sobre proyectos de pequeña envergadura que contribuyan a solventar deficiencias en la capital y la provincia, entre ellas las relativas a la accesibilidad y las barreras arquitectónicas en edificios o la dotación de inmuebles públicos que se están quedando vacíos.

La Choricera, la antigua sede de los bomberos, el Policlínico, el Palacio de Enrique IV, el Teatro Cervantes o las instalaciones del INSS, el Palacio de Justicia o la Biblioteca, cuyas actividades serán trasladadas a inmuebles de nueva construcción, son algunos de los edificios que figuran en el listado de instalaciones públicas infrautilizadas que ha redactado el Colegio, que se ofrece para estudiar usos alternativos y revisar los usos previstos.

Entre otros proyectos, los arquitectos proponen también encargarse de la escalera en el Paseo del Salón o el ascensor previsto en el Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (Peahis) en la Calle Real.

APOYO A LA REHABILITACIÓN INTEGRAL

El Colegio considera por otra parte la necesidad de apoyar la rehabilitación integral y arquitectónica, no entendida como "mero fachadismo" y dirigida a adecuar edificios deshabitados, sino a hacer accesibles, sostenibles y eficientes aquellos que están ocupados.

Esta actividad propiciaría, según Miranda, la creación de muchas empresas pequeñas y locales que precisan de gran variedad de artesanos y oficios que se están perdiendo en la actualidad.

Los arquitectos proponen además flexibilizar las ordenanzas para que se permita el uso de energías alternativas, la ocupación de espacio público en los casos en los que no exista otra posibilidad --por ejemplo, a la hora de instalar ascensores-- y el uso de espacios colindantes con las fachadas para aislar exteriormente los edificios en zonas sin condicionantes de tipo estético o en inmuebles sin calidad estética propia.

Miranda ha reconocido que en el momento actual hay que olvidarse de grandes proyectos como el Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT), así como de la obra nueva. "La rehabilitación es ahora un deber para legar a las generaciones futuras lo que tenemos en mejores condiciones, además de una salida", ha subrayado.

El presidente ha lamentado que son muchos los arquitectos que han tenido que salir del país debido a que los profesionales se ven sometidos cada vez a más competencia y deben ofrecer más por honorarios más bajos.