Las ventas del comercio minorista en Castilla y León caen un 1,8 por ciento en agosto

El sector encadenó su segundo descenso consecutivo de la facturación.

Las ventas del comercio al por menor cayeron un 1,8 por ciento en Castilla y León en agosto, en comparación con el mismo mes de 2013, casi un punto por encima de la media nacional donde las ventas del comercio minorista bajaron un 0,9 por ciento con lo que el sector encadenó su segundo descenso consecutivo de la facturación tras el recorte del 0,2 por ciento experimentado en julio, según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

  

Se trata del sexto mayor descenso de las ventas del comercio al por menor registrado en España, tras Galicia (-3,8 por ciento), Aragón (-3,5), Madrid (-2,3), Asturias (-2,1) y Navarra (-1,9), a lo que se suma que este dato aumentó en seis autonomías.

  

En lo que va de año las ventas del comercio al por menor también han sido negativas en Castilla y León (-2,2 por ciento) mientras que en España se mantienen invariables.

  

Sin embargo, Castilla y León creó empleo en el sector del comercio minorista, con un 0,7 por ciento más, el noveno mejor dato a nivel nacional y ligeramente por encima de la media (0,4 por ciento). Además, en comparación con el mes anterior también creció la ocupación del comercio al por menor (0,6 por ciento, frente a un 0,2 por ciento en España).

  

No obstante, la media de la evolución del año es negativa en términos de creación de empleo tanto en Castilla y León (-0,9 por ciento) como en España (-0,2 por ciento).

  

En España, eliminados los efectos estacionales y de calendario, la facturación del comercio minorista aumentó un 0,4% en agosto, frente al descenso del 0,2 por ciento registrado en julio.

  

Por modos de distribución, se registraron descensos interanuales de la facturación en las grandes cadenas (-1 por ciento) y las empresas unilocalizadas (-3,3 por ciento) e incrementos en las pequeñas cadenas (+2 por ciento) y grandes superficies (+0,2 por ciento).

  

A nivel nacional, las pequeñas cadenas fueron las únicas que recortaron empleo en agosto en comparación con el mismo mes de 2013, con un retroceso del 0,8 por ciento. Por el contrario, las grandes superficies, las empresas unilocalizadas y las grandes cadenas elevaron la ocupación un 1 por ciento, un 0,8 por ciento y un 0,1 por ciento, respectivamente.