Las universidades públicas de Castilla y León compartirán una red de equipamiento científico-tecnológico para optimizar sus recursos

Firma del convenio
Las cuatro universidades públicas de Castilla y León compartirán una red de equipamiento científico-tecnológico con la que buscan optimizar sus recursos y abrirlos al resto de instituciones académicas de la Comunidad, así como al sector productivo al mejorar la transferencia de los resultados de la investigación al tejido empresarial.
VALLADOLID, 17 (EUROPA PRESS)



Para ello, la Consejería de Educación y las universidades de Burgos, León, Salamanca y Valladolid han firmado este viernes el acuerdo que establece la creación de la red común. Esto permitirá, a juicio de sus creadores, canalizar la obtención de recursos para la adquisición y mantenimiento de equipamientos científico-técnicos especialmente singulares desde el respeto "en todo momento" a la autonomía de cada institución.

Así, la Administración educativa autonómica se compromete a elaborar un catálogo de equipamientos científicos y técnicos de los que disponen las universidades públicas de Castilla y León y que, por sus características o por su singularidad, se acuerde que formen parte de la red. Para ello, las instituciones académicas deberán facilitar a la Dirección General de Universidades e Investigación la relación e información necesaria de los equipos propios que proponen incluir en el catálogo.

En este sentido, el rector de la Universidad de Burgos, Alfonso Murillo, ha abogado por que dicho catálogo "esté al alcance de todos" y ha señalado que la firma supone "un punto de inflexión" que implicará "un cambio en los hábitos de los investigadores", los cuales "a veces tienen un carácter un tanto patrimonial de los medios".

La Consejería de Educación colaborará para que los equipos de investigación de las diferentes universidades intercambien experiencias entre sí y con otros grupos nacionales e internacionales y difundirá la oferta tecnológica y científica de las instituciones académicas públicas de Castilla y León entre los agentes socioeconómicos de la Comunidad para promover la realización de trabajos externos.

Por su parte, las universidades deberán establecer las tarifas de utilización de los equipos científicos; proporcionar información detallada sobre el campo de aplicación de los dispositivos pertenecientes a la red y de los sectores empresariales que podrían beneficiarse de esa tecnología; informar a los diferentes grupos de investigación de su universidad sobre los equipos disponibles en la red para que sean utilizados de forma preferente, con independencia del organismo al que pertenezcan, e identificar, por áreas temáticas, los expertos que pueden prestar asesoramiento en cuestiones relacionadas con pruebas y ensayos analíticos a los investigadores de las universidades públicas de Castilla y León.

HORIZONTE 2020

Durante la firma del convenio, el consejero de Educación, Juan José Mateos, ha justificado la consecución de esta iniciativa por enmarcarse en la estrategia Horizonte 2020, Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea, que tiene entre sus objetivos "fortalecer las capacidades y el liderazgo internacional de las instituciones y centros públicos a través de infraestructuras de investigación de excelencia", entre ellas las electrónicas, para que sean "accesibles a todos los investigadores en Europa".

En este mismo sentido, ha recordado que la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación 2013-2020 del Ministerio de Economía y Competitividad tiene como objetivo general "el fomento de la investigación científica y técnica de excelencia" que debe apoyarse, entre otros, en "una red avanzada de infraestructuras y equipamiento científico-técnico" y "disponer de acceso a infraestructuras de primer nivel internacional".

Asimismo, ha subrayado que en Castilla y León estas líneas de actuación quedan recogidas en la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) 2014-2020 que establece como uno de sus principales ejes "el fomento de la colaboración multidisciplinar entre agentes generadores de conocimiento y la transferencia de conocimiento".

Este objetivo se alcanzará, a juicio del consejero, "al mejorar las relaciones en el sistema autonómico de I+D+i y al establecer mecanismos para fomentar la colaboración empresarial, así como la multidisciplinar entre investigadores y la transferencia de conocimiento y tecnología".

Los cuatro rectores castellanoleoneses se han felicitado por la consecución de esta red, una iniciativa que ha calificado de "loable" la máxima autoridad de la universidad salmantina, Daniel Hernández Ruipérez, mientras que su homólogo en Valladolid, Daniel Miguel, ha considerado el convenio como "un paso más" en el camino "a la eficiencia de los recursos" en tiempos en los que "las posibilidades de financiación no son muy grandes".

Por último, el rector de la Universidad de León, José Ángel Hermida, ha recordado que este tipo de cooperación que ahora se inicia en Castilla y León se puso en funcionamiento en Europa "hace bastantes años", al tiempo que ha opinado que por sí solas, estas instituciones son "pequeñitas", mientras que unidas serán "más capaces" de desarrollar proyectos investigadores en el futuro.