Las tormentas causan estragos en Muñogalindo y obligan a cortar la N-110 y la N-502

Las tormentas están ocasionando graves trastornos en la circulación por las carreteras de la provincia de Ávila. Si pasadas las 17 horas de este sábado se abría al tráfico la N-110 a la altura de Muñogalindo tras unas horas cortada por inundaciones de nivel negro, a las 17.45 se cortabaa la N-502 en el kilómetro 17, término municipal de Solosancho, por las mismas causas.

No solo el servicio ferroviario se ha visto afectado por las tormentas que este fin de semana están azotando la provincia de Ávila. A primera hora de este sábado la Guardia Civil cortaba la carretera N-110 a la altura de Muñogalindo, en ambos sentidos, por una inundación de nivel negro que anegaba bajos y garajes y desplazaba vehículos a su antojo dejando un espectáculo dantesco en el municipio.

 

Si la N-110 se abría al tráfico poco después de las 17 horas, no eran aun las 18 horas cuando la Guardia Civil informaba del cierre al tráfico de la N-502 a la altura del kilómetro 17, término municipal de Solosancho, también en ambos sentidos.

 

Las inclemencias del tiempo decidirán la duración del corte, aunque las últimas informaciones apuntan a un progresivo descenso del caudal, y podrían retrasar la inauguración del festival Luna Celta de Solosancho, una de las celebraciones más concurridas de la provincia que arranca oficialmente a las 19.15 horas de este sábado con grandes expectativas de afluencia de público. A las 18.30 horas no había llegado la lluvia aun al municipio.