Las tapas buscan ser declaradas patrimonio como la Semana Santa o el Carnaval

Los pinchos y las tapas volverán a convertir Valladolid en ciudad gastronómica. BORIS GARCÍA

El Gobierno inicia los trámites para declarar las tapas patrimonio cultural inmaterial, la misma protección que busca para la Semana Santa, el Carnaval y la Trashumancia.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha iniciado los trámites para declarar las Tapas Patrimonio Cultural Inmaterial, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Tapa, que tendrá lugar este jueves 16 de junio, según ha informado este miércoles en un comunicado.

 

Esta declaración se fundamenta en la Ley 10/2015, de 26 de mayo, para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, por la cual la Administración General del Estado tiene competencias para declarar un bien Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, la máxima categoría de protección que le puede otorgar el Estado a este tipo de patrimonio.

 

En primer lugar, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte elaborará un informe que dirigirá al Consejo del Patrimonio Histórico y, a partir de ahí, se abrirá un periodo de información pública, al que seguirá un trámite de audiencia a las comunidades portadoras del bien, a los titulares de derechos reales sobre los bienes muebles e inmuebles asociados a la manifestación representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, y a las administraciones autonómicas y locales del territorio en el que la manifestación tiene lugar. 

 

El procedimiento culmina con la aprobación de la declaración por Real Decreto del Consejo de Ministros y el plazo máximo para resolver y notificar la resolución será de un año. La declaración de las manifestaciones representativas del Patrimonio Cultural Inmaterial generará la obligación de su inscripción en el Inventario General de Patrimonio Cultural Inmaterial.

 

 

TRES EXPEDIENTES EN CURSO

 

Actualmente se encuentran en curso tres expedientes de declaración como manifestaciones representativas del Patrimonio Cultural Inmaterial: la Trashumancia, la Semana Santa y el Carnaval.

 

Esta propuesta parte de la iniciativa que la Real Academia de la Gastronomía trasladó hace unos meses al ministro Íñigo Méndez de Vigo, al considerar la tapa "una seña de identidad de España" que "ha trascendido las fronteras" españolas, y que se ha convertido en una "embajadora destacada" de la Gastronomía española y de la Marca España.

 

Méndez de Vigo avanzó esta idea el pasado 31 de mayo a la directora general de la Unesco, Irina Bokova, durante la celebración de un desayuno informativo. Según explicó en aquel momento, las tapas vienen de "una esfera localista", pero actualmente "se han convertido en algo que pertenece al idioma universal". "Uno va a cualquier parte del mundo, pide tapas e inmediatamente sabe lo que recibe", indicó el ministro.