Las subvenciones ayudan a vender 900 vehículos eléctricos y agotan la mitad de fondos

Vehículo eléctrico.

El Plan MOVELE 2014 de promoción y de incentivo a la adquisición de coches eléctricos ha comprometido el 50% de los fondos adjudicados para este ejercicio, con alrededor de 900 operaciones realizadas desde su entrada en vigor.

Según informaron fuentes del sector a Europa Press, desde que se pusiera en marcha la edición de 2014 del Plan MOVELE, el pasado 12 de junio, se han acogido a este programa de incentivo a la compra de vehículos un total de 900 operaciones, que han agotado el 50% del presupuesto adjudicado de 10 millones de euros hasta finales de año.

 

Dichas fuentes indicaron que el mayor número de operaciones de este tipo de vehículos sin emisiones se concentran hasta la fecha en la Comunidad de Madrid y resaltaron que del total de modelos adheridos, el 66% fueron turismos. Del conjunto de operaciones adscritas a la edición de año del Plan, el 56% se concentró en el canal de empresas, mientras que el 38% de los vehículos fue adquirido por clientes particulares y el 6% restante, por autónomos y pymes.

 

Esta medida tiene el objetivo de conceder ayudas a la compra de vehículos eléctricos en 2014, como parte de la meta del Gobierno de fomentar la movilidad sin emisiones y de mejorar la eficiencia energética y medioambiental y para reducir la dependencia energética del petróleo.

 

A través del Plan MOVELE se conceden ayudas para la adquisición directa o para la compra por medio de operaciones de financiación por leasing financiero o renting de modelos eléctricos nuevos en el mercado español. El importe de las subvenciones públicas para hacerse con uno de estos vehículos hasta finales de 2014 se sitúa entre 1.800 y 20.000 euros, en función del tipo de vehículo y de su autonomía. Así, un turismo con al menos 90 kilómetros de autonomía percibe 6.500 euros y un autobús, 20.000 euros.