Las reservas de agua de la ciudad de Ávila crecen lentamente

Las reservas de agua de la ciudad de Ávila se encuentran aun, con el 35,36% de su capacidad, un 21% más bajas que hace un año. Crecen lentamente gracias, sobre todo, al aumento experimentado en el agua embalsada en la presa de Becerril, con un incremento del 10% desde el pasado 20 de diciembre.

Las reservas de agua de la ciudad de Ávila continúan aumentando, aunque de manera tímida, y alcanzan ya el 35,36% de su capacidad, lo que significa un 21,44% menos que hace un año, según los datos proporcionados este jueves por el Ayuntamiento, con un incremento del 2,67% desde la última medición, realizada el pasado 20 de diciembre. Este incremento se debe fundamentalmente al aumento del agua embalsada en la presa de Becerril, que en este periodo ha experimentado una crecida de algo más del 10% superando el millón de metros cúbicos embalsado, lo que supone un 5,70% más que hace un año.

 

El embalse de Serones, sin embargo, experimenta un crecimiento bastante más pausado y sólo aumentó un 1% desde la última medición manteniéndose, con algo más de 800.000 metros cúbicos, un 31% más bajo que hace un año. Esto ha sido calificado por el portavoz del Gobierno Municipal, José Francisco Hernéndez Herrero, como una cifra "alarmantemente baja" y motivará que la capital abulense se surta fundamentalmente del agua del embalse de Becerril. La presa de Fuentes Claras, tercera y más reducida fuente de abastecimiento de la ciudad, se encuentra aun al 100% de su capacidad.