Las quejas por la nueva iluminación de la capital...al Consistorio

Izquierda Unida insta a los ciudadanos a trasladar los problemas detectados en sus calles por el cambio de la iluminación. Advierte que será a partir de los problemas detectados cuando se adopten medidas correctoras.

El grupo municipal de Izquierda Unida critica la gestión llevada a cabo por el Equipo de  Gobierno del Partido Popular en la privatización del servicio público de alumbrado, una privatización “ante la que nos hemos opuesto desde el primero momento y que se ha visto improvisada y premeditada” ante el resultado del cambio de iluminación en las calles de la ciudad. Un cambio “que ha despertado las quejas y críticas de los vecinos, en algunas de cuyas calles el cambio de luminarias ha provocado zonas de sombra y penumbra que habrá que corregir a partir de ahora”.

 

Es precisamente por ello por lo que el grupo municipal de Izquierda Unida insta a los ciudadanos a trasladar las quejas ante el cambio de alumbrado “porque a tenor de la reunión mantenida con los responsables del cambio de la iluminación – reunión solicitada en su momento por la formación de izquierdas – será a partir de los defectos y deficiencias que se detecten y trasladen cuando se llevarán a cabo las modificaciones siempre hasta la finalización de la obra”.

 

Quejas para las que la formación de izquierdas pone a disposición su grupo municipal a través del teléfono 920 35 40 09, el email iunida@ayuntavila.com o de forma presencial en el despacho del grupo municipal en el Ayuntamiento de Ávila. También a través de las redes sociales como el perfil en twitter, @IUAvila, o perfil de Izquierda Unida Ávila en Facebook.

 


Habla de “improvisación” la formación de izquierdas ante todo este proceso vistos los pasos que se verá obligado a dar a partir de ahora el Ayuntamiento de Ávila “para una cuestión tan básica como es el control de la obra”. Y es que Montserrat Barcenilla llama la atención sobre el hecho de que “el Ayuntamiento de Ávila no haya dispuesto de un técnico municipal desde el inicio de todo este proceso - privatización del alumbrado público incluido -  para poder llevar el control tanto de lo que se iba a hacer como de lo que se está haciendo en estos momentos”. Y todo ello “va a provocar un sobrecoste”. Y es que la solución propuesta por el Partido Popular es la puesta a disposición del personal del Lienzo Norte, “cuya actividad principal es la promoción cultural y turística de la ciudad”, para llevar a cabo el control del cambio de la iluminación. Una media que conllevará un coste de más 20.000 euros. “Si bien la medida que pretende poner en marcha el PP es legal, pone en evidencia la improvisación con la que se ha actuado en todo este proceso”.