Las Puertas del Palacio de Juan II en Madrigal se abrirán cinco siglos después para ver salir a un Rey de Castilla

La localidad de Madrigal de las Altas Torres se prepara para celebrar sus VII Jornadas Medievales, en las que las Puertas del Palacio de Juan II se abrirán cinco siglos después para ver salir a un Rey de Castilla.

Será uno de los grandes momentos de las VII Jornadas Medievales de Madrigal de las Altas Torres, que se celebrarán durante el fin de semana del 2 y 3 de agosto organizadas por la Asociación Cultural Las 4 Puertas. Tendrá lugar el próximo sábado durante la primera de las dos recreaciones históricas que se llevarán a cabo durante Madrigal Medieval 2014: La Boda de Juan II e Isabel de Portugal (1447).

 

A pesar de ser un hecho que ocurrirá durante breves instantes, tendrá un gran valor para los habitantes de esta localidad, pues se trata de una apertura que no se produce desde hace décadas por motivos muy distintos que tuvieron que ver con inundaciones en este municipio.

 

Desde la organización destacan el apoyo de las Madres Agustinas del Monasterio de Nuestra Señora de Gracia, ya que sin su colaboración esto no sería posible.

 

Así, a las 20 horas del próximo sábado 2 de agosto, "el muy alto e muy esclarecido príncipe e muy poderoso rey, e señor nuestro el Rey don Juan de Castilla e de León", cruzará las puertas del su Palacio, para contraer matrimonio con la infanta Doña Isabel de Portugal, hija del muy ilustre Príncipe don Juan de Portugal.


De esta actividad cabe destacar las dos comitivas que partirán de lugares diferentes del propio municipio. Mientras la comitiva castellana acompañará al Rey desde las puertas del Palacio de las Huelgas, la comitiva portuguesa hará lo propio desde la Plaza de San Nicolás. Ambas se encontrarán frente a la Iglesia del Cristo, para continuar juntas hasta el escenario situado en la Plaza del Cristo, donde es tradición que se sitúe el mercado medieval.

 

Los grupos de recreación como Guildas Aureas, Cuadrilleros de la Moraña, Caballeros del Alarde y el Tercio Viejo de Cristóbal de Mondragón acompañarán a las dos comitivas dando un aspecto más histórico al evento. Y más de dos docenas de niños, ataviados con trajes y escudos de la época, escoltarán al rey hasta su destino.

 

Los trajes realizados para tal fin, confeccionados por el taller Virginia Disseny en Alcoy, deslumbrarán en esta séptima edición, ya que se han realizado conforme a los patrones y pinturas de la época: El rey Juan II, la Infanta Isabel, Álvaro de Luna, Íñigo López de Mendoza (Marqués de Santillana) y Don Gutierre de Soto-mayor (Maestre de la Orden de la caballería de Alcántara) serán encarnados por primera vez en Madrigal, con los trajes que pudieron portar durante la celebración de esta boda real.