“Las políticas que hacen la vida imposible a la gente de los pueblos se acaban el 26J”

Acto de Unidos Podemos en Casavieja.

Carlos Martín San Román, cabeza de lista al Congreso por Unidos Podemos en la provincia de Ávila, se mostró convencido ayer por la tarde en el Parque de las Flores de Casavieja de que el cambio está llegando a nuestra tierra.

Carlos Martín San Román, cabeza de lista al Congreso por Unidos Podemos en la provincia de Ávila, se mostró convencido ayer por la tarde en el Parque de las Flores de Casavieja de que el cambio está llegando a nuestra tierra, y que, por tanto, “se van a acabar las políticas crueles que hacen la vida imposible a la gente de los pueblos y a los ganaderos y agricultores”. Para el candidato, el voto a Unidos Podemos es la manera sensata “de pasar de la queja permanente a la que se resignan alcaldes, agricultores, ganaderos, emprendedores, trabajadores precarios y parados de los pueblos, a la acción que va a devolver la vida, la juventud, la población a nuestra provincia”. “¿Cómo es posible que la Diputación, por ejemplo, presuma de tener superávit, con los graves problemas que hay que abordar en este momento de depresión colectiva”, se preguntó Martín San Román, que explicó que esta institución es un ejemplo de rejilla de alcantarilla “por la que se van misteriosamente los fondos que se deberían haber usado para sacar a Ávila del subdesarrollo”. El cabeza de lista de Unidos Podemos, a pregunta de la concurrencia, explicó que “llevamos en nuestro programa la construcción del Hospital Comarcal del Tiétar, porque es una vergüenza que en sanidad haya ciudadanos de segunda en castilla y León”.

 

Miriam Martín, cabeza de lista al Senado por la coalición, afirmó que “las políticas del PP que vienen de la gran coalición en Europa dejan varadas a muchas personas. Si con nuestro voto conseguimos dignidad para una sola de ellas, habrá valido la pena, pero estamos generando una ola de optimismo que va a conseguir la dignidad para todos y todas”. La candidata puso el acento en el apoyo a los emprendedores, especialmente mujeres, “que están dando la vida a los pueblos a pesar del maltrato que con frecuencia sufren de las administraciones gobernadas por el PP”, y afirmó que “es la hora de significarse para dejar de ser insignificantes, porque si todos perdemos el miedo acabaremos con el favoritismo y las malas prácticas”.

 

Plan de desarrollo para el Tiétar

Ante una pregunta de una señora de Casavieja, Teresa López Alija mostró el plan de desarrollo para el Valle del Tiétar que la Diputación encargó a un equipo de profesores de la Universidad Complutense en 2006. “Lo dejaron perdido en un cajón, y nos costó horrores conseguir una copia”. La candidata al Senado explicó que en ese documento “están las claves para nuestro desarrollo, que pasa por un apoyo decidido para el aprovechamiento de las riquezas increíbles del valle”. López Alija se mostró convencida de que si Unidos Podemos llega al Gobierno “habrá fondos para las inversiones y los apoyos necesarios, y podremos, por fin, defender lo nuestro, a nuestros ganaderos y agricultores, nuestro turismo rural y sostenible, nuestra pequeña industria de transformación alimentaria, nuestros servicios públicos y nuestros paisajes”. La clave estará, continuó exponiendo, en la reforma de los impuestos y la lucha contra el fraude de las grandes fortunas, que nos permitirá acercarnos a Europa en justicia fiscal y gasto público, “porque ahora estamos ocho puntos por debajo de la Unión Europea en gasto público y queremos subir dos o tres puntitos para financiar el desarrollo y para que este país deje de ser un paraíso fiscal para el 2% más rico”.

 

Acto en La Adrada

Los candidatos y candidatas de Unidos Podemos se reunieron por la mañana con un nutrido grupo de vecinos y vecinas en la plaza del General Barroso de La Adrada, con el que estuvieron compartiendo información del programa electoral de la coalición y las necesidades de la localidad. Miriam Martín afirmó que “esta campaña no va de miedo, va de sonrisas”, y una vecina asistente al acto respondió a Mariano Rajoy: “No somos niños para que nos digan no votéis a los malos”.